Pásate al MODO AHORRO

La oposición acorrala al Gobierno con el 'cartel de consultoras' pero PNV-PSE rechazan investigar

Elkarrekin Podemos, EH Bildu y PP-Cs se unen en la exigencia de abrir una investigación, pero los grupos que sustentan al Ejecutivo insisten en que no está en cuestión el papel de la administración

Imagen de Parlamento vasco. / EP
Imagen de Parlamento vasco. / EP

Toda la oposición ha chocado de nuevo hoy con el frontón de la mayoría absoluta de PNV y PSE. Los partidos que sustentan al Gobierno vasco han tumbado en el Parlamento la posibilidad de que se ponga en marcha una investigación sobre el 'cartel de las consultoras', y que se demande desde el Ejecutivo a las empresas por vía judicial por posibles daños al erario público,  tal y como pedían PP-Cs y Elkarrekin Podemos en una enmienda transaccionada y que ha apoyado EH Bildu.

Desde PNV y PSE se ha repetido como un mantra la máxima que parece que dirigirá las actuaciones del Gobierno en este caso y que ya adelantó el lehendakari en el pasado pleno de control: que la investigación de la CNMC se dirige hacia unas empresas consultoras y no se cuestiona a las administraciones. 

"Vencerán pero no convencerán" ha señalado el parlamentario de PP-Cs. Luis Gordillo, que ha acusado al PNV de "estar haciendo de abogado defensor" de las consultoras; desde EH Bildu se ha puesto en evidencia que los organismos encargados del control  de las contrataciones en Euskadi -Tribunal Vasco de Cuentas, Autoridad Vasca de la Competencia o Oficina de Control Económica del Gobierno- están desacreditados, y ha recordado que todos ellos está  dirigidos por cargos vinculados de una forma o de otra al PNV, mientras que David Soto, de Elkarrekin Podemos IU, ha criticado con dureza que se siga contratando con estas firmas a pesar del expediente abierto contra ellas.

Todas las acusaciones se han despejado por parte de PNV y PSE, defendiendo que el asunto no implica la necesidad de que el Gobierno ponga en marcha una investigación  porque no se cuestiona en ningún momento el papel de la administración y han vuelto a pedir respeto a la presunción de inocencia porque el asunto sigue abierto. 

La moción en cuestión instaba al Parlamento Vasco a expresar su "profunda preocupación" por las prácticas cartelistas sancionadas por la CNMC y a declarar su "firme voluntad de esclarecer la posible implicación por acción o por omisión en posibles irregularidades administrativas por parte de las administraciones públicas vascas".

Además ponía  al Gobierno vasco la tarea de "realizar una investigación independiente y externa sobre los contratos gestionados por procedimiento negociado" y a "demandar a las empresas sancionadas" y a exigir responsabilidades por los posibles perjuicios.

Desde el PSE, Sonia Pérez rechazado las críticas contra los organismos de control y ha asegurado que "hacen muy bien su trabajo", y ha asegurado que insinuar que ha habido connivencia por parte de las administraciones es hacer esa acusación extensiva a "todos los funcionarios que han validado estos contratos" algo que ha rechado de plano aunque ha llegado a admitir que se hayan podido producir  "negligencias puntuales".

El PNV ha tildado todas las acusaciones de demagogia y ha considerado "vergonzoso" que se utilice esta cuestión para cargar contra el PNV. "Si eres del PNV parece que no se puede hacer una buena gestión".

 

 

Lo más leído
Destacados