Pásate al MODO AHORRO

El pánico se apodera de los criptomercados tras un periodo de euforia desmedida, ¿qué viene ahora?

El 'flash crash' que se produjo en la madrugada del pasado domingo tuvo consecuencias de récord en productos apalancados: casi 10.000 millones de dólares fueron liquidados en las distintas plataformas de intercambio en apenas 24 horas

Pánico en los criptomercados
Pánico en los criptomercados

La tormenta desencadenada durante la madrugada del pasado domingo en la gráfica de Bitcóin y en el resto de criptomonedas echaba el freno de mano, al menos temporalmente, a la ‘locura’ generalizada en las últimas semanas alrededor de los activos digitales. 

El 14 de abril Bitcóin lograba marcar un nuevo ATH (máximo histórico) tras rozar los 65.000 dólares, lo que añadía una nueva dosis de optimismo y llevaba a muchos inversores a exponerse al sobreapalancamiento, lo demuestra un récord de liquidaciones de algo menos de 10.000 millones de dólares en solo 24 horas

El domingo Bitcóin se despeñaba más de un 15% en solo unas horas (un 21% desde su máximo anterior), y lo hacía prácticamente a escondidas: durante la madrugada europea y la noche americana, en medio de un fin de semana, con menos capital operando y pocos ojos mirando en este lado del mundo. 

Un gráfico de la plataforma Bybt muestra las liquidaciones de posiciones cortas y largas en los últimos días
Un gráfico de la plataforma Bybt muestra las liquidaciones de posiciones cortas y largas en los últimos días

Los mercados, ya se sabe, siempre acaban ajustando cuentas cuando más les conviene. Y en esta ocasión, además, el premio era de un tamaño colosal. No es la primera caída de estas características ni será la última dentro de una tendencia que, al menos por ahora, no ha visto mermadas sus aspiraciones alcistas a medio plazo.

¿Por qué sucedió?

Lejos de pensar que las correcciones existen o que los grandes capitales ejercen su poder en los mercados para sacar rédito, ya sea con acciones humanas o a través de bots, siempre que sucede una gran caída o una fuerte subida inesperada las redes sociales se llenan de hipótesis a las que muchos otorgan una credibilidad que, en la mayoría de ocasiones, carece de base alguna.

El pasado domingo, como no podía ser menos, en Twitter se comenzó a propagar el rumor de que todo había sido porque el Tesoro de los Estados Unidos tenía decidido multar a distintas instituciones financieras por operaciones de lavado de dinero con criptomonedas. Esto no solo no fue confirmado a través de ningún comunicado oficial, sino que el tuit desde el que salió el rumor fue borrado horas después. 

Disminución del 'hash rate' en China

Sí parece tener algún tipo de conexión el hecho de que precisamente el pasado fin de semana una de las regiones chinas donde se encuentran algunos de los grupos de minería de bitcóin más importantes, Xinjiang, sufrió un corte energético de aproximadamente 48 horas. Al parecer, el corte se produjo por unas inspecciones de seguridad tras una inundación en una mina de carbón que dejó atrapados a 21 mineros.

Lo cierto es que este suceso hizo disminuir el 'hash rate' o la tasa de hash (la potencia de procesamiento de Bitcóin) un 40% a nivel global, lo que pudo hacer saltar las alarmas, pues se trata de un elemento vital en su descentralización y seguridad ante los ataques que pueda sufrir la red, y esta ha sido la mayor caída en la tasa de hash de minería desde noviembre de 2017.

Disminución de la tasa de hash en la red de Bitcóin (Glassnode)
Disminución de la tasa de hash en la red de Bitcóin (Glassnode)

China comprende dos tercios de la potencia minera de todo el mundo, y la región de Xinjiang representa un porcentaje importante dentro del país. Si bien no tiene por qué haber una relación directa entre la disminución de la potencia de cómputo con la caída en el precio, es cierto que la alteración de esta métrica pudo haber originado que grandes inversores se apresuraran a proteger su capital ante una anomalía de semejantes características realizando ventas de protección, que a su vez pudo mover el precio lo suficiente como para que comenzaran a saltar los stops de los inversores sobreapalancados en el mercado y causar así la abrupta caída. 

Solo seis días por encima de los 60.000

El pasado 13 de marzo el criptoactivo de mayor capitalización rompía por primera vez la barrera de los 60.000 dólares y lograba cerrar por encima de ella. Solo un día después volvía a cruzarla a la baja para retroceder poco a poco hasta los 50.000. Desde allí iniciaba un nuevo ascenso hasta este último máximo histórico casi en los 65.000 dólares, desde donde ha retrocedido de nuevo hasta los 51.000. 

En total, tras más de un mes coqueteando con dicho nivel, lo cierto es que bitcóin solo ha podido cerrar su vela diaria por encima de los 60.000 dólares seis veces, con lo que queda claro que, por el momento, los comerciantes no se sienten cómodos por encima de dicho precio. 46 días, sin embargo, ha acabado la jornada entre los 50.000 y los 60.000. 

¿Qué podría pasar ahora?

En aproximadamente diez días se producirá el próximo ajuste de la dificultad que corrija las pérdidas en la tasa de hash. Hasta entonces, el minado de los bloques de Bitcóin, en lugar de los diez minutos de promedio habitual, irá un poco más lento y sus costos de transacciones también experimentarán un aumento. Pese a que nunca se sabe cómo va a influir en el sentimiento del mercado una caída de estas características, los fundamentales de Bitcóin continúan siendo sólidos en el mediano y largo plazo.

En cuanto al precio, aún podría visitar nuevos mínimos e incluso permanecer en la zona de los 50.000 dólares por un tiempo antes de decidir una dirección. Si visitara el soporte de los 48.000 o incluso el de los 43.000 dólares la tendencia se mantendría aún intacta, y si decidiera emular algunas de las correcciones del 40% que hizo en 2017 todavía podría bajar hasta los 38.000. Para volver a mirar hacia arriba a corto plazo, en cambio, el precio debería reclamar antes la zona de los 57.000 como soporte.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados