Pásate al MODO AHORRO

El paro creció en Euskadi en el último trimestre del año por los problemas en la industria

El empleo acusa el frenazo económico de otoño a pesar de cerrar un 2021 en el que tasa de paro bajó del 11,4% al 9,9%

Trabajadores en una oficina. / EP
Trabajadores en una oficina. / EP

A pesar de que el comportamiento global del empleo durante el 2021 fue positivo, de hecho, los demandantes de trabajo en Lanbide descendieron un 11%, el último trimestre del año evidenció cómo los problemas de suministros, precios y producción frenaban la actividad industrial, así, el Instituto Vasco de Estadística, Eustat, acaba de publicar los datos que reflejan que la industria fue el principal responsable de que en octubre, noviembre y diciembre el número de parados se incrementara en 12.000 en Euskadi y se redujeran en 2.200 las personas ocupadas. La industria disminuyó sus trabajadores en 1,5%, 3.100 personas menos, mientras que el sector servicios restó 1.100 empleados (0,2%) y en cambio la construcción creció con 1.900, un 3,5% más. 

La crisis de suministros, la subida del IPC y el incremento del coste de la energía han sido elementos que han frenado económicamente el final de año. De hecho las previsiones del Gobierno vasco para el crecimiento económico que se redujeron en dos ocasiones establecieron un 5,6% de incremento del PIB que la realidad ha dejado en el 5,5%. Un crecimiento que, a pesar de todo, ha permitido cerrar en el global del año, según los datos del Eustat, con una tasa de paro del 9,9%, algo más que en verano, pero manteniendo la cifra por debajo del techo del 10%. El número de personas paradas se estima en 104.700 y la cifra de personas ocupadas se sitúa en 951.400. Supone un importante descenso en el paro de 1,5 puntos, y es que a finales de 2020 la tasa estaba en el 11,4%. 

De la buena marcha económica, aunque no tanto como lo esperado, han dado fe esta misma semana los datos de recaudación de las haciendas forales de Álava y Bizkaia, que han cobrado en impuestos 1.000 millones más que los presupuestado

Por territorios y respecto al trimestre anterior, en Gipuzkoa baja la ocupación en 3.300 personas; en cambio, en Álava sube en 400 y en Bizkaia lo hace en 600 personas. Respecto a las capitales, es en San Sebastián donde más desciende la ocupación con 1.600 personas ocupadas menos, le sigue Bilbao (-1.200) y, por último, en Vitoria-Gasteiz la ocupación aumenta en 300 personas.

Archivado en:

Destacados