Pásate al MODO AHORRO

La patronal alerta de que "no existen ayudas suficientes" para hacer frente a una tercera ola

Los empresarios de Bizkaia señalan que las previsiones económicas no contaban con un nuevo brote que amenaza al crecimiento estimado para este 2021

El secretario general de Cebek, Francisco Javier Azpiazu, y el presidente, Iñaki Garcinuño - CEBEK - Archivo
El secretario general de Cebek, Francisco Javier Azpiazu, y el presidente, Iñaki Garcinuño - CEBEK - Archivo

El presidente de la patronal vizcaína, CEBEK, Iñaki Garcinuño, ha señalado que las previsiones economómicas para este 2021 en el que el Gobierno vasco prevé un crecimiento del 8,6% no contaban con el impacto de la tercera ola del coronavirus. En este sentido ha advertido de que si hay medidas sanitarias "más drásticas" para controlar la pandemia "ralentizarán la economía" y generarán "una perdida de confianza en futuro" que podría afectar a la paralización de proyectos de inversión, lo que provocaría una nueva caída del PIB. Para el máximo responsable de la patronal vizcaína la crisis está dando un nuevo giro y "no existen ayudas públicas suficientes para paliar la caída de la actividad" por la pandemia, y las empresas y los autónomos deben "tratar de sostenerse a sí mismos".

Las previsiones económicas para 2021 no contaban con una nueva ola

 

Las previsiones de mejora de la economía para 2021 no barajaban nuevas oleadas de positivos. Una de las ayudas más importantes es la de los ERTE, una herramienta que se ha prorrogado hasta el 31 de mayo manteniendo la cláusula que impide el despido durante seis meses para las empresas que se hayan acogido a ella. Se trata de un elemento que los empresarios siempre han rechazado y, en esta línea, Garcinuño, en una entrevista en Radio Euskadi, ha criticado que se mantenga considerando que debería "replantearse" porque resulta "excesivamente dura" la medida de "convertir en improcedentes todos los despidos" en esas empresas.

En cuanto al debate de la reforma fiscal para lograr que las grandes empresas paguen más impuestos "desde la demagogia, porque ya pagan muchos impuestos". Una reforma fiscal en ese sentido no conduciría a aumentar la recaudación porque "los ingresos de las empresas son escasos y generaría un daño mayor en la economía vasca, porque el entorno no ha tomado una medida similar", ha opinado. A su juicio, "dentro de un tiempo, cuando las empresas se recuperen", se podrá introducir "alguna modificación para lograr una aportación mayor a la recaudación", "pero por mucho que estires ahora, cuando no hay leche para ordeñar, no va a salir nada", ha comentado gráficamente.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído