Pásate al MODO AHORRO

Las plantas de Tubacex en Álava paran totalmente la producción por la huelga

El presidente del comité, Eduardo Ibernia, ha defendido la viabilidad de Tubacex, que ha obtenido "beneficios cuantiosos" en los últimos años con unos ingresos de "11 millones de euros en 2019.

Interior de la planta de Tubacex / Tubacex
Interior de la planta de Tubacex / Tubacex

Las plantas de Tubacex en las localidades alavesas de Llodio y Amurrio han paralizado "totalmente" su producción al secundar sus plantillas el cuarto paro de 24 horas convocado por el comité de empresa contra el anuncio de 150 despidos planteado por la empresa. El presidente del comité, Eduardo Ibernia, ha calificado de "éxito" esta nueva jornada de huelga, en la que se ha logrado la paralización total de la producción, ya que según ha dicho ha habido un seguimiento "prácticamente del 100 %" en ambas plantas.

Este paro ha coincidido con la comparecencia de los representantes de los trabajadores ante la comisión de Desarrollo Económico de las Juntas Generales de Álava en la que han reclamado "la implicación y el amparo" de la institución alavesa. Los trabajadores han pedido ayuda al parlamento provincial para conseguir que el fabricante vasco de tubos Tubacex mantenga el empleo, ya que es "el motor" y sustento económico de la comarca alavesa de Ayala y han reclamado a la dirección de la empresa "un plan industrial" para las fábricas de Llodio y Amurrio.

Ibernia ha manifestado que los sindicatos están dispuestos a negociar "medidas coyunturales"" ante la actual situación de crisis provocada por la pandemia y han denunciado que la empresa aprovecha la crisis para "sacar tajada" y aplicar "medidas estructurales" que no tienen vuelta atrás. El presidente del comité ha defendido la viabilidad de Tubacex, que ha obtenido "beneficios cuantiosos" en los últimos años con unos ingresos de "11 millones de euros en 2019, millones invertidos en adquisición de empresas y una solvencia en caja de 100 millones de euros".

Su compañero Borja Pérez ha remarcado futuros brotes verdes en el sector debido al "precio del petróleo y al cambio en la carga de los aranceles" que auguran unas buenas perspectivas de trabajo. Una carga de trabajo que Ibernia ha reconocido que ha descendido en los últimos meses, pero que, aún así, se mantiene por encima de las condiciones impuestas por la empresa, que mantiene un 40 % de los pedidos cuando el 80 % de los trabajadores están en ERTE hasta el próximo mes de febrero.

Por su parte, el también representante sindical Joseba Terreros ha explicado que la empresa ya despidió a 150 trabajadores eventuales a los que ahora quiere sumar otros 150 despidos y ha hecho hincapié en la afectación que estas medidas tienen sobre "los 1.000 empleos indirectos" que padecen las consecuencias por la "falta de trabajo y la reducción en las condiciones". El comité ha pedido un plan industrial que marque los objetivos de las plantas alavesas y han trasladado su temor a una posible deslocalización de la firma a Cantabria.

Los trabajadores han secundado dos concentraciones ante las Juntas Generales de Álava y frente al Parlamento Vasco en protesta por los 150 despidos planteados por Tubacex para conseguir un ahorro de 10 millones de euros y en demanda de apoyo a las instituciones vascas.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído