Pásate al MODO AHORRO

El Gobierno vasco aumenta el endeudamiento un 188% en el Presupuesto del 2021

El Ejecutivo defiende la necesidad de acudir a la deuda, que mantiene por debajo del 17% del PIB, para afrontar el techo de gasto más alto de la historia de unas Cuentas en Euskadi

El consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu / EFE
El consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu / EFE

El Gobierno vasco ha aprovechado toda la capacidad para recurrir a la deuda de la que era capaz para poder presentar unas cuentas históricas en la capacidad de gasto, con 12.442 millones de euros, un aumento del 7,1% en el gasto real, 770 millones más que el año pasado. El Ejecutivo, como se esperaba, ha recurrido a los 1.788 millones de euros de deuda que le permitía alcanzar el 2,2% de endeudamiento pactado en la Comisión Mixta de Concierto.

En total, la deuda viva asciende al 16,9% del PIB vasco, lo que, según ha explicado el Consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu, está en unos niveles "sostenibles y equilibrados y, si bien en dos años habrá que empezar a reducir esas cantidades, a día de hoy no supone un problema". Y es que Aspiazu ha destacado la necesidad de incrementar el presupuesto de gasto para "estimular a la economía y apalancar la recuperación". Por eso ha defendido unas Cuentas en las que sube el gasto de todos los Departamentos del Gobierno, sin excepción, y en las que se crea un Fondo Covid de 542 millones de euros para seguir financiando la actividad de Sanidad, de Educación, el apoyo a los sectores económicos y en el que se crea un fondo de de reserva de 140 millones para posibles imprevistos. 

El consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, ha considerado el Prespuesto como el "más potente" con el que ha contado nunca el Gobierno Vasco. A su juicio, estas Cuentas permiten encarar el año con la "fuerza suficiente" para hacer frente a la crisis económica y sanitaria generada por la pandemia, "asentar el presente y mirar al futuro con la mayor certidumbre y estabilidad presupuestaria posibles". Asimismo, ha subrayado que son unas Cuentas "sin recortes" en las políticas públicas y "lejos de la austeridad, lo contrario de la austeridad". "Este presupuesto es una mirada valiente al futuro, el camino para la reconstrucción social y la reactivación económica y del empleo en Euskadi. Lo afrontamos con fuerza y confianza", ha señalado.

 

 

Las Cuentas contemplan un incremento de 236,6 millones en las partidas destinadas a Sanidad, así como una dotación de 542 millones para un programa de respuesta a las consecuencias de la pandemia de coronavirus y un total de 955 millones en inversión pública.

El proyecto, que esta semana será remitido al Parlamento vasco para su tramitación, incluye también un incremento de 169 millones de euros en el gasto destinado a Educación, que contará con 3.108 millones en total.

La cuantía global del proyecto, cuya aprobación en la Cámara vasca está garantizada gracias a la mayoría absoluta que suman el PNV y el PSE-EE, es de 12.442 millones de euros.

Esta suma supera en 668 millones de euros (un 5,7%) a la de las cuentas de este año. No obstante, si se tiene en cuenta el presupuesto operativo, es decir el gasto real o dinero disponible para políticas públicas aislando activos financieros, este supera en 770 millones de euros -un 7,1%- al de 2020.

Inversión pública e I+D

Además de la partida de Salud, que asciende a 4.184 millones, 236,6 millones más que este año, un 6% más, y al conjunto de medidas para hacer frente a las consecuencias del coronavirus, cuya cuantía asciende a 542 millones, el proyecto presupuestario reserva 955 millones, sin contar el Tren de Alta Velocidad ni la Variante Sur, para inversión pública, lo que supone un incremento del 6,4% respecto a 2020.

A su vez, el gasto en Investigación y Desarrollo ascenderá a 535,8 millones de euros, cantidad que supera en 47 millones de euros (9,7%) a la de este año.

Endeudamiento de 1.784 millones de euros

El proyecto presupuestario prevé un endeudamiento neto de 1.784 millones, con el que se prevé compensar la caída de las aportaciones que realizan las Diputaciones. Este descenso en las aportaciones, motivado por la previsible caída de la recaudación, será de 854 millones, según la estimación recogida en las Cuentas autonómicas.

El aumento del endeudamiento neto, una medida posibilitada por el incremento del límite de déficit al 2,2%, se añade a los 767,8 millones previstos en concepto de amortizaciones. De esa forma, el endeudamiento bruto previsto es de 2.552,4 millones, mientras que la deuda pública estimada para el próximo año se sitúa en el 16,9% sobre el PIB.

Subida del salario de los funcionarios y de la cuantía de la RGI

Las Cuentas contemplan también la subida del salario de los funcionarios del Gobierno en un 0,9%. También la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) contempla una subida, en este caso del 1,8%, equiparándose al incremento de las pensiones no contributivas y al del salario mínimo vital.

 

 

Destacados
Lo más leído