Pásate al MODO AHORRO

El Puerto de Bilbao coge aire con la eólica y se convierte en un hub de esta industria

En 2020 se transportaron a través del puerto 160.000 toneladas de productos eólicos, un 13% más, pese a ser un año de caída generalizada de los tráficos

Palas de un aerogenerador cargándose en un barco en el Puerto./ CV
Palas de un aerogenerador cargándose en un barco en el Puerto./ CV

El auge de la energía eólica está impulsando al Puerto de Bilbao como hub especializado en este tipo de industria. Sobre todo en lo que se refiere a las empresas de componentes para la construcción de los aerogeneradores.
Como ejemplo, el año pasado, un ejercicio marcado por la pandemia de Covid-19 y de caída generalizada de los tráficos, lastrado además por la huelga de la estiba, se embarcaron un total de 160.000 toneladas de productos eólicos lo que supone un 13% más que las 142.000 toneladas que se movieron en este sector en 2019. Un crecimiento que contrasta con la caída del 16,7% del tráfico total del Puerto al cierre del año pasado. 

En ese tráfico de componentes eólicos se incluyen motores, hélices, palas, cimentación para los aerogeneradores marinos y cualquier otro elemento cuya importancia radica más que en el volumen de toneladas en el alto valor añadido de estas piezas, la mayoría de ellas fabricadas por las empresas en las propias instalaciones del puerto.

Este es el caso Haizea Wind, Lointek, Navacel o Vicinay Cadenas, todas ellas especializadas en la fabricación de piezas de gran tamaño para la construcción o mantenimiento de los aerogeneradores.

El Puerto de Bilbao se utiliza además como centro de exportación de los principales fabricantes eólicos como Siemens-Gamesa, Acciona y Sakana, entre otros, lo que le está convirtiendo en referencia en el sector especialmente para piezas grandres. "Esto es lo que le ha permitido mantener el crecimiento y los clientes incluso en pandemia y en medio de una huelga de estibadores que afectó durante meses al tráfico", señalan fuentes de la Autoridad Portuaria. "El Puerto se adapta a la demanda de las empresas", dicen, "y este es un sector que ha ido creciendo año tras año". 

Lo cierto es que la actividad del puerto de Bilbao es un fiel reflejo normalmente de la actividad de la economía vasca, y en este caso supone un reflejo fiel de un sector en alza en Euskadi en estos momentos al calor del impulso que está experimentando en todo el mundo por la política medioambiental de tender hacia las cero emisiones de CO2.

Piezas cada vez más grandes 

En este proceso de crecimiento cada vez se exige una mayor capacidad para  los aerogeneradores. De los 4 ó 5 Mw de potencia se ha pasado a turbinas de 8 o 10 Mw lo que obliga a que las estructuras sean cada vez más grandes, algo que dificulta enormemente su traslado por carretera. De hecho, no se pueden transportar por carretera piezas con un diámetro superior a 5 metros y ahora se están construyendo de hasta 10 metros de diámetro, lo que hace del puerto un lugar privilegiado para las piezas de gran tamaño.

En esta dificultad del transporte se enmarca la implantación con plantas de producción y también el que se elija el puerto para motar estas piezas que de otro modo no podrían transportarse por carretera. El proyecto más reciente de estas características es la primera plataforma para eólica flotante que se instalará en BiMEP ubicado en Armintza y que está impulsado por el EVE, la primera experiencia de eólica flotante conectada a la red eléctrica. Se trata de un prototipo de grandes dimensiones y a escala real que consta de una cimentación flotante de hormigón, la primera de estas características,  de 30 metros de manga y 67 metros de eslora, sobre la que se colocará un aerogenerador de 2 MW de potencia. El eje de este último se elevará 70 metros sobre la superficie del mar.  Esta plataforma arrancará en pruebas en la primavera de 2022

Asimismo desde el puerto de Bilbao, las ingenierías vascas Sener e Idom junto con los principales fabricantes de estructuras y componentes, en total diez empresas  entre ellas Haizea Wind y Navacel  participan en el proyecto de eólica offshore Seapower, que impulsa la  investigación y el desarrollo colaborativo de tecnologías y soluciones para estructuras, torres y sistemas auxiliares de eólica offshore para la nueva generación de aerogeneradores de gran potencia , 10 MW , y tamaño. Un programa de investigación que tiene un presupuesto de 5,3 millones de euros.

Transporte

En ese papel de hub eólico el Puerto promueve también la coordinación de entre las instituciones y agentes implicados en el transporte de piezas especiales desde fábricas exteriores al Puerto hasta los  muelles de carga , con el objetivo de asegurar la competitividad de sus clientes. Entre esas medidas está la construcción de once apartaderos en la N-240 donde puedan estacionar los transportes especiales, muchos de ellos con carga de componentes eólicos para lo que suscribió un convenio con la Diputación Foral de Bizkaia y en el que el puerto invirtió 500.000 euros para que haya zonas disponibles donde puedan parar los transportes especiales para permitir el adelantamiento de otros vehículos, así como también en caso de necesidad o avería.

Lo más leído
Destacados