Pásate al MODO AHORRO

La recaudación deja en Euskadi 537 millones más de lo previsto para empujar la recuperación

El Consejo Vasco de Finanzas confirma una caída en la recaudación del 9,8% que, aunque mejora la previsión del 13,3%, registra una caída "histórica" de más más de 1.500 millones de euros

El Consejo Vasco de Finanzas analiza la recaudación. EP
El Consejo Vasco de Finanzas analiza la recaudación. EP

La mejora en el comportamiento de la economía en el último trimestre del año, registrado especialmente en el IVA y el Impuesto de Sociedades, ha permitido a las Haciendas vascas contar con 537 millones más de los previstos en su reunión del pasado mes de octubre. Una cantidad a la que todavía queda pendiente sumar los restos de las partidas presupuestarias no ejecutadas en 2020. En su conjunto formará un pequeño refugio para reforzar políticas con "medidas adicionales para hacer frente a los escenarios en función de como evolucione la covid-19". Así lo ha explicado el consejero de Economía y Hacienda del Gobierno vasco, Pedro Aspiazu, que ha señalado, además, que es un recurso más para "modelar el endeudamiento". 

Las Diputaciones forales, los ayuntamientos vascos, a través de Eudel, y el Gobierno vasco se han reunido hoy en el habitual encuentro del Consejo Vasco de Finanzas del mes de febrero para analizar la recaudación de las haciendas en 2020 y fijar la liquidación del pago del cupo y de las aportaciones de los Territorios al Gobierno. En el encuentro se ha constatado una "caída histórica" de la recaudación en 2020 del 9,8%​ que, según ha explicado el consejero de Economía y Hacienda, "si bien ha mejorado las previsiones de octubre que establecieron una caída del 13,3%", no deja de ser un "dato muy malo". Azpiazu ha señalado que el buen comportamiento del último trimestre permitió que impuestos como el IRPF, Sociedades y el IVA mejorasen las previsiones.

Se trata de una mejora que permitirá a las administraciones repartirse 537 millones más de lo previsto. Para el Gobierno vasco, corresponderán 376 millones y a las Diputaciones 161 millones. Unos recursos que podrán dotar, junto a los remanentes de tesorería del año 2020 en seguir impulsando políticas en este año. 

Por Territorios, Álava ha registrado un descenso de la recaudación del 10,5%, Bizkaia un 10,9% y Gipuzkoa un 7,7%.  En cuanto a la liquidación del Cupo al Estado, la cantidad que ha quedado a cargo del 2020 es de 1.038 millones de euros. 

Reforma fiscal y Ley de Aportaciones

El Consejero de Economía y Hacienda ha insistido en la necesidad de "no hacer cambios tributarios en estos momentos", si bien ha reconocido que las Diputaciones y el Gobierno estamos haciendo "una reflexión" y que "todavía estamos analizando la recaudación tributaria". Azpiazu ha señalado en numerosas ocasiones la importancia de "en estos momentos" no introducir un criterio más de tensión al tejido económico y a las empresas con reformas tributarias. 

De cara a frontar la norma que regula el reparto de los recursos entre las Diputaciones y el Gobierno vasco, Ley de Aportaciones. Azpiazu ha avanzado que será "cuanto antes", dado que no hay "conflictos, ni discrepancias entre Ejecutivo y Diputaciones" y una vez resuelta la mayoría con la que cuenta el Gobierno en el Parlamento. La actual Ley establece que el 70,04% de la recaudación de las Haciendas forales es para nutrir el Presupuesto del Gobierno Vasco y que, ese 29,96% restante, se reparte entre las Diputaciones a razón de un 16,27% para Álava, un 50,39% para Bizkaia y un 33,35% para Gipuzkoa. 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados