Pásate al MODO AHORRO

La recaudación vuelve a niveles prepandemia y confirma la recuperación

El comportamiento económico mejora las previsiones de las diputaciones que prevén recaudar en este año más de 15.500 millones de euros, un 9,3% más de lo previsto

Comparecencia tras la celebración del Consejo Vasco de Finanzas./ EP
Comparecencia tras la celebración del Consejo Vasco de Finanzas./ EP

El Consejo Vasco de Finanzas, que reúne a las tres diputaciones, al Gobierno vasco y a Eudel, ha analizado la evolución de la recaudación de este año adelantando un cierre de ejercicio mejor de lo previsto. En concreto, las haciendas forales prevén recaudar en 2021 un total de 15.578 millones de euros, lo que supone un 9,3% más de lo previsto para el año. Lo que supone una vuelta a niveles previos a la pandemia, tras el frenazo de 2020. Así pues, las administraciones vascas contarán con un remanente de 1.300 millones, de los que unos 920 millones quedarán para el Gobierno vasco y el resto se repartirán entre las diputaciones. Unos resultados que evidencian el comportamiento favorable de la economía en este año. 

En la reunión de octubre, el Consejo Vasco de Finanzas también fija una previsión de ingresos para el próximo año con la que se establece la configuración de los presupuestos de cada administración. En ese cálculo se espera un crecimiento del 4,6% sobre este año, con lo que las haciendas esperan recaudar unos 700 millones más en el próximo 2022. El consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, ha reconocido que el buen comportamiento de la economía ha llevado a registrar unas mejores cifras de las previstas y ha señalado que eso servirá "para reducir el recurso a la deuda, tener más tranquilidad y poner en marcha programas de inversión como los anunciados recientemente y que se valoran en 250 millones de euros", como el anunciado recientemente por el Ejecutivo

Bizkaia se deja 30 millones por la crisis energética

El diputado general de Bizkaia, Unai Rementería, ha señalado el  buen comportamiento de la economía que se ha reflejado en la recaudación, pero ha advertido también de que "es necesaria la prudencia". En este sentido ha señalado el efecto que puede tener la crisis de los suministros o la subida de la luz. Un fenómeno que ha llegado al Gobierno de España a reducir los impuestos de generación eléctrica para paliar sus efectos, pero que en Bizkaia, que acoge la sede social de Iberdrola, han supuesto dejar de ingresar 30 millones de euros. 

 

Perspectiva conservadora para la recaudación del 2022

De cara al 2022, las instituciones vascas contarán con 16.290 millones de euros, un 4,6% más que este año, para elaborar sus respectivos presupuestos. El incremento que se plantea es cauteloso ya que está por debajo de las previsiones de crecimiento para el año que viene y se repartirá aplicando la nueva Ley de Aportaciones que refuerza la retribución del Gobierno vasco y que se aprobó este mismo mes en el Parlamento.

De este modo, el Ejecutivo contará con 11.000 millones de euros que recibirá de las diputaciones, lo que supone un 14,4% más que este año. de esa cantidad, y de acuerdo a la nueva norma, Álava aportará el 16,16%, Bizkaia el 50,39% y Gipuzkoa el 33,45%. En esos compromisos el Fondo General de Ajuste volverá a repartirse entre guipuzcoanos y alaveses, 49,2 millones y 64 millones de euros respectivamente. 

Último ejercicio en que se acudirá a la deuda

Además, y según se aprobó en la útlima Comisión Mixta de Concierto, la capacidad de endeudamiento de las diputaciones será de un 0,2% sobre el PIB, con lo que podrán recurrir vía deuda hasta 157 millones de euros. El Gobierno, por su parte, podrá también endeudarse hasta en unos 700 millones, un 0,9% del PIB. 

Aún así, Azpiazu a recordado la necesidad de empezar a vislumbrar el horizonte de 2023 para comenzar a reconducir la situación de deuda que "no es gratis y hay que pagarla". La Comisión Europea ha levantado hasta el 2022 las exigencias de control de déficit para permitir hacer frente a la crisis del coronavirus, per en 2023 ya ha anunciado que volverá el rigor presupuestario. Y es que, si bien Euskadi mantiene un porcentaje de deuda de los más bajos, es la autonomía que más ha aprovechado esta vía para financiarse en los dos últimos años

El consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, ha insistido en que, a pesar de la recuperación de la recaudación, "no es el momento de afrontar una modificación fiscal" y sí, en cambio, de "recurrir a estas herramientas para favorecer la recuperación económica" con medidas que incentiven la actividad. 

 

Archivado en:

Destacados