Pásate al MODO AHORRO

La recuperación de la actividad industrial da los primeros síntomas positivos

Los impuestos que gravan la actividad industrial incrementan su recaudación evidenciando la reactivación económica de algunos sectores

Actividad económica en una industria vasca / EP
Actividad económica en una industria vasca / EP

La actividad industrial, salvo en el sector de la aeronáutica y en el de la siderurgia, ha comenzado el año con síntomas que siguen confirmando una recuperación y vuelta a la normalidad. Uno de los datos que confirman la tendencia es el de los Impuestos Especiales sobre la Fabricación que, en el primer mes del año, reflejan un incremento del 12% respecto al mismo periodo del año pasado.

Queda todavía un largo recorrido para consolidar la recuperación que tanto Confebask, como Gobierno vasco y diferentes centros de estudios económicos como el del BBVA, señalan que no llegará antes de 2022. Pero muchos sectores industriales van recuperando poco a poco al ritmo. Un dato es la tributación indirecta que grava esta actividad. Así los impuestos sobre fabricación se han incrementado un 7% en enero hasta los 123 millones, ascenso impulsado principalmente por los hidrocarburos que con 107 millones suponen un 9% más.

En cuanto al tributo que grava la emisión de gases de efecto invernadero también ha crecido, un 8,8%. Muestra también del incremento de actividad.

En el primer mes del año el global de la recaudación sí redujo su caída. Así, en enero las Haciendas forales ingresaron solo un 2% que el mismo mes del año anterior. Sí recoge un cambio de tendencia sobre las caídas anteriores apoyado principalmente en la recuperación de los Impuestos Especiales de Fabricación que reflejan la activación industrial, especialmente el referido a los hidrocarburos que sube un 9%.

El consumo no reacciona

El consumo sigue lastrado en el arranque de 2021, la tercera ola de contagios y las restricciones a la movilidad de enero hicieron que en el primer mes del año las compras se mantuvieran en caída y todavía no se ha podido cambiar la inercia interanual. Así lo refleja el IVA que han gestionado las Diputaciones y que, a la espera del ajuste con el Estado, frente a los 14 millones recaudados en enero de 2020, el primer mes de 2021 deja un saldo negativo de 9,8 millones.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído