Pásate al MODO AHORRO

Red eléctrica invertirá 986 millones en actuaciones en Euskadi hasta 2027

Además de la conexión con Francia a través del Golfo de Bizkaia una nueva estacion permitirá alimentar el País Vasco con el excedente de renovable de Navarra

El lehendakari con la presidenta de Red Eléctrica, Beatriz Corredor, junto a Tapia. / IREKIA
El lehendakari con la presidenta de Red Eléctrica, Beatriz Corredor, junto a Tapia. / IREKIA

Red Eléctrica invertirá 986 millones de euros hasta 2027 en proyectos clave como la interconexión con Francia a través de la Bahía de Bizkaia y otras infraestructuras necesarias para el desarrollo de la red de transporte de Euskadi como las subestaciones para alimentar parte de la línea de alta velocidad en Euskadi o las nuevas líneas que permitirán alimentar al País Vasco con el excedente de renovable de Navarra.

La presidenta Beatriz Corredor ha presentado al legendaria Iñigo Urkullu y a la consejera de Desarrollo Económico Arantxa Tapia, este conjunto de inversiones que según ha señalado "contribuirán al refuerzo del suministro eléctrico en la región, facilitarán su transición hacia un modelo energético descarbonizado y redundarán en una mejora de la competitividad económica,y una activación del empleo". De hecho, fuentes de la empresa han valorado   los "efectos socioeconómicos estimados de estas inversiones -directos, indirectos e inducidos- en la generación de más de 7.900 puestos de trabajo, y un impacto sobre el PIB de 484 millones de euros.

Beatriz Corredor ha destacado que “Euskadi juega un papel estratégico en un futuro más interconectado y, por tanto, más sostenible para Europa. Red Eléctrica apuesta por su potencial". En este sentido, ha señalado que "los proyectos en marcha y futuros serán clave para el desarrollo económico y social de la región" y generarán un "círculo virtuoso de sinergias y nuevas inversiones" que, sin duda, serán un impulso para el tejido productivo vasco, creando empleo y riqueza para el conjunto de sus ciudadanos, algo esencial en este momento de recuperación tras la grave crisis que hemos vivido”.

Urkullu y Corredor han puesto en valor los últimos avances realizados en la interconexión con Francia a través del Golfo de Bizkaia, una nueva infraestructura que se espera que se ponga en servicio entre 2026 y 2027 y que convertirá a Euskadi en referente de un sistema eléctrico europeo más interconectado y sostenible. En estos momentos se encuentra en proceso de información pública

Esta nueva infraestructura permitirá aumentar la capacidad de interconexión con Francia desde los 2.800 MW actuales a los 5.000 MW, lo que favorecerá la integración de energía renovable, incrementará la eficiencia y competitividad de los dos sistemas eléctricos y reforzará la seguridad del suministro a cada lado del cable.

Este proyecto es un pilar imprescindible para avanzar en la consolidación del sistema eléctrico europeo y una infraestructura clave para avanzar en los objetivos de descarbonización y de lucha contra el cambio climático que persigue la normativa comunitaria. Por este motivo, fue declarado ‘Proyecto de Interés Común’ (PIC) por la Comisión Europea. Así, se estima que, a nivel del sistema europeo, el nuevo enlace permitirá reducir las emisiones de CO2 en 1.225 kilotoneladas al año; aumentar la integración de generación renovable en más de 7.400 GWh anuales; y ahorrar al sistema hasta 221 millones de euros al año en costes variables de generación.

Proyectos estratégicos

Durante el encuentro se han analizado otros proyectos que ya están en marcha -incluidos en la planificación eléctrica vigente- y algunos previstos en el borrador de la nueva planificación 21-26, que serán imprescindibles para que Euskadi aborde con éxito la necesaria integración de energías renovables prevista en el marco normativo en materia de energía y clima.

Estas actuaciones comprenden la optimización de las redes actualmente en servicio con la renovación y mejora de numerosas instalaciones existentes.

Además, se incluyen la nueva subestación de Luminabaso que, junto a las ampliaciones de las subestaciones de Hernani y Vitoria garantizarán el suministro eléctrico al futuro tren de alta velocidad. Estas actuaciones están ya ejecutadas y se han invertido en ellas dos millones de euros.

Entre los nuevos proyectos en curso destacan dos actuaciones en el eje norte, que conectará toda la cornisa cantábrica con Europa y con el eje Mediterráneo. Una de ellas  es la línea Güeñes-Itsaso a la que Red Eléctrica destinará más de 70 millones de euros y cuyo grado de avance es actualmente del 60%. La segunda es la conexión de la subestación de Itsaso 400 kV con la línea existente en Navarra entre Castejón y Muruarte, cuya tramitación se iniciará en las próximas semanas, cuenta con un presupuesto de 70 millones de euros y permitirá alimentar al País Vasco con el excedente de energía renovable existente en Navarra. Dicho proyecto incluye el desmantelamiento de 120 kilómetros en dos líneas de 220 kV con una antigüedad superior a los 50 años.

 

Lo más leído
Destacados