Pásate al MODO AHORRO

El ritmo de rehabilitación de vivienda en Euskadi, insuficiente para alcanzar los objetivos europeos

Más de 68.000 en Euskadi tienen necesidad de rehabilitar su vivienda en un escenario socioeconómico 'complejo'

Vivienda Euskadi. / EP
Vivienda Euskadi. / EP

La reciente Ley del Cambio Climático y la Transición Energética de carácter estatal impulsa a Euskadi, y al resto de comunidades, a cumplir con los compromisos internacionales para alcanzar la 'neutralidad climática' antes de 2050. Los objetivos son claros, la reducción de efecto invernadero y la penetración de energías renovables deberán ser tangibles en 2023. En este sentido, la rehabilitación y adaptación a las condiciones de accesibilidad y eficiencia energética del parque de edificios vasco juega un papel importante en los retos para el horizonte 2030, para lo que Euskadi va algo más que rezagado.

La elevada antigüedad del parque y el envejecimiento de la población, dificultan la rehabilitación del parque de viviendas,- un 43% construido antes de 1961- que avanza a un ritmo insuficiente para alcanzar los objetivos europeos de descarbonización, tal y como indica Gobierno vasco. Y es que según los últimos datos de la encuesta de necesidades y demanda de vivienda del Gobierno (ENDV) más de 68.000 hogares en Euskadi tienen necesidad de rehabilitar su vivienda en un escenario socioeconómico que afecta a la capacidad de las familias para hacer frente a los gastos ordinarios y extraordinarios de la vivienda.

Según la Encuesta de condiciones de vida, ya antes de la pandemia un 13,8% de las familias vascas no tenía ingresos estables y el 29,9% declaraba tener ingresos insuficientes. De ellas, 12.800  no disponían de calefacción. Carencias que se suman a problemas de accesibilidad con más de 100.000 personas que declaraban tener dificultades para subir y bajar escaleras y 60.000 para moverse dentro de sus casas, un 30% sin ascensor

Mayor exigencia en la selección de empresas

En cuanto a las características de rehabilitación, nueve de cada diez hogares con necesidad de rehabilitación (88,9%) no cuentan con su interior adaptado y en cuatro de cada diez la necesidad se vincula a la temperatura de la vivienda, lo que responde además a un bajo nivel de eficiencia energética respecto a los modelos vigentes.

Así en el plan Director de vivienda 2021-2023, se indica un sector atomizado con presencia de pequeñas empresas, en algunos casos de escasa solvencia, para cometer la magnitud de los trabajos sobre la que se plantea la posibilidad de aplicar requisitos de mayor exigencia en la selección de empresas, así como el fortalecimiento del ámbito formativo entre el personal de cara a cumplir los objetivos de rehabilitación. 

Aumentan las solicitudes de ayudas

A pesar del parón de la actividad, Euskadi contabilizaba en 2020 más solicitudes de ayuda a la rehabilitación que en los dos años previos, destacando que el volumen de ayudas destinadas a la rehabilitación en 2019 fue superior en País Vasco respecto al resto de comunidades

En esta línea y por parte del Gobierno vasco, la estrategia de rehabilitación se enfoca a través del Plan Renove Rehabilitación Vivienda, articulado en varios programas que tratan de dar una respuesta operativa a las necesidades de rehabilitación, aplicando criterios de mejora de la eficiencia energética, accesibilidad universal y habitabilidad. En concreto, y en los último tres años, se rehabilitaron 29.160 viviendas con una subvención media de 3.300 euros para rehabilitación integral y 1.700 aislada. Entre los retos que plantea la administración, se encuentran, no obstante, la dificultad de la ciudadanía para conocer y beneficiarse de deducciones fiscales, y la necesidad de incrementar estas ayudas así como de implementar fórmulas innovadoras para afrontar grandes inversiones para la rehabilitación.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído