Pásate al MODO AHORRO

El sector hotelero vasco asegura que la situación es "tan dramática" que será "difícil ir a peor"

Los propietarios de bares están "cansados" de que se les vea como los causantes de la propagación del virus mientras "los grandes centros comerciales están llenos de gente"

Vista del Museo Guggenheim de Bilbao desde la terraza de un hotel en una imagen de archivo./ DAVID MONTERO
Vista del Museo Guggenheim de Bilbao desde la terraza de un hotel en una imagen de archivo./ DAVID MONTERO

"La situación es tan dantesca, tan dramática, que si llegan nuevas restricciones apenas notaremos nada porque es difícil poder ir a peor". La reflexión es de Álvaro Díaz-Munio, presidente de la Asociación Hotelera Destino Bilbao, quien considera que en Euskadi acabarán adoptándose nuevas medidas restrictivas pues entiende que el criterio en esta línea de países influyentes en nuestro entorno europeo será determinante. "Precísamente hablaba este jueves con empresarios del sector turístico y coincidíamos en que en Euskadi se acabarán adoptando medidas similares a las tomadas en otros lugares como Alemania", explica Díaz-Nunio, cuyo sector, el hotelero, tiene una ocupación actual "de entre un 8 y un 10 por ciento", cuando el habitual en un mal mes como es diciembre, "rondaría el 75 por ciento y con los precios un 50 por ciento más altos". "Nosotros no vamos a notar gran cosa", precisa.

Otro de los sectores que está padeciendo como pocos los efectos de la pandemía es el de la hostelería, que acaba de reabrir. Están "cansados" de que se les señale como uno de los causantes de la propagación del virus, según explica Ihintza Torres, propietaria de un pequeño bar en el Casco Viejo de Bilbao y portavoz de la 'Asociación de Taberneros de Bizkaia'. Torres considera que debería reducirse la movilidad, e incluso es partidaria de que se cierren los bares y restaurantes siempre y cuando se adopten medidas similares en otros establecimientos.

"Nosotros no somos los culpables, abrimos aunque sea dos horas al día porque estamos obligados para poder subsistir", opina la portavoz de la asociacion vizcaína, que ve "con perplejidad cómo las grandes superficies, los centros comerciales o el Metro están llenos de gente" mientras se les responsabiliza a los hosteleros de los contagios. "En enero habrá una subida de los contagios seguro y no queremos que se nos culpe a nosotros", señala. Torres es partidaria de un incremento en las restricciones, siempre y cuando se pueda "reabrir con garantías" en el futuro, y de que se aprueben paquetes económicos de ayuda para el sector mientras estén cerrados. "Si tenemos que cerrar, cerramos, pero necesitamos ayudas para poder reabrir más adelante y todavía no han llegado", advierte.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído