Pásate al MODO AHORRO

La siderurgia vasca pide que se acelere el arancel en la UE

En 2023 la UE gravará el acero asiático que no cumpla los requisitos de sostenibilidad en su elaboración

Planta siderúrgica vasca. /CV
Planta siderúrgica vasca. /CV

El cluster de la siderurgia vasca, Siderex, que agrupa a las principales empresas del sector, como Tubacex, Arcelor, Ingeteam, Sidenor, Idom o Tubos Reunidos ha recibido esperanzado la previsión de que la Unión Europea vaya a fijar un arancel para países de fuera de la Unión. Aunque lamenta que, en los plazos de tramitación no se incorpore hasta el 2023. 

La que se ha llamado Tasa de Ajuste en Frontera del Carbono será una medida para gravar el acero que se introduzca en la UE que, en su elaboración, no cumpla los criterios de sostenibilidad. Como señalaba la europarlamentaria Eider Gardiazabal, en ´Crónica Vasca´, en 2021 la Comisión Europea comenzará los trámites de consultas con los estados miembros y el objetivo es que esté operativo para 2023. 

Mientras llega ese escenario, los productores de acero vascos se sienten entre una tenaza comercial formada por las dificultades para vender en Estados Unidos, por sus aranceles, y por la competencia con Asia, que está “inundando de acero sucio Europa”, tal y como ha señalado el director general de Siderex, Asier San Millán

La crisis de la demanda generada por el coronavirus no ha ayudado a esta falta de competitividad y es que, a esta situación, se ha añadido el problema de los cupos. Se tata de las cantidades que se pueden importar y que se calculan en función del tráfico en los últimos tres años. Las circunstnacias actuales del mercado hace que no se llegue a ese límite, con lo que se pueden adquirir sin problemas grandes cantidades de acero que proviene de Asia y que se elabora sin atender a criterios sostenibles, ni ambientales, buscando el abaratamiento total de los costes. 

La producción mundial de acero ronda entre los 1.600 milones y los 1.700 millones de Toneladas. Sólo China fabrica 850 millones de Toneladas. Es una situación que, para el cluster vasco de la siderurgia, hace necesaria una actuación más ágil. Además, el cambio de gobierno en Estados Unidos no parece que pueda traer un cambio en su política arancelaria. El presidente Biden, sí se mostrará más dialogante, señala San Millán, pero no habrá cambios en un corto plazo. 

Archivado en:

Destacados
Lo más leído