Pásate al MODO AHORRO

Siemens Gamesa intentará volver a la rentabilidad sin despedir o cerrar plantas

La compañía descarta una venta de su división de eólica terrestre y negociará con sus clientes una revisión de precios

Jochen Eickholt, nuevo consejero delegado de Siemens Gamesa / Siemens Gamesa
Jochen Eickholt, nuevo consejero delegado de Siemens Gamesa / Siemens Gamesa

Con un nuevo consejero delegado que apenas lleva 24 días al frente, Siemens Gamesa ha celebrado este jueves una junta de accionistas en las que la compañía ha tratado de despejar los crecientes rumores de recortes de plantilla y venta de su división de eólica terrestre que venían vertiéndose semanas. En la primera aparición pública de Jochen Eickholt desde que a principios de mes asumiese su puesto al frente de la antigua Gamesa, su CEO ha sido contundente a la hora de alejar de la compañía las malas expectativas. "No vengo con un plan preconcebido", ha sostenido Eickholt, que ha mostrado su confianza en que la compañía recupere la rentabilidad que le ha arrebatado su división de eólica onshore.

No será una tarea fácil en una firma que sigue acumulando pérdidas: en su primer trimestre del nuevo año fiscal se ha dejado 403 millones de euros. Sin embargo, Jochen Eickholt cree que la guerra en Ucrania y el impulso a las renovables vascas puede suponer un nuevo impulso para Siemens Gamesa. La compañía trata ahora de solucionar el otro problema que le afecta: las dificultades que han tenido para repercutir costes a sus clientes. En ese sentido, la firma de Zamudio trabaja en una subida de los costes que responda a los aumentos que ellos están experimentando en materias primas, energía y logística.

La venta de su producción a precios apalabrados antes de la crisis económica ha sido una de las principales debilidades de la firma en los últimos tiempos. Sin embargo, no han sido los únicos; también han influido "problemas internos", como los retrasos y las indemnizaciones que ha sufrido la compañía en el lanzamiento de su turbina terrestre 5.X, capaz de generar hasta 6,6 MW de potencia. Para solucionar este problema Eickholt ha afirmado ante los medios de comunicación que dentro de la empresa están reuniéndose equipos de trabajo con el objetivo de atajar los problemas de esta turbina. Junto a esta turbina, el nuevo CEO de Siemens Gamesa ha admitido que han visto "algunos déficits" en España y Portugal que también buscan resolver.

La prioridad de Eickholt, por tanto, se centra en "estabilizar el negocio" y "optimizar" una abrumadora cartera de pedidos -32.500 millones- a la que Siemens Gamesa no le está consiguiendo sacar beneficios. La clave será la creación de valor en la eólica tanto offshore como onshore, para lo que la guerra en Ucrania, según el nuevo CEO de Siemens Gamesa, será una oportunidad. Precisamente sobre el conflicto, más allá de la preocupación, la firma de Zamudio ha afirmado que seguirán trabajando en Rusia con la eléctrica Enel al ritmo que considere oportuno su cliente. También en materia internacional, Eickholt ha afirmado durante la junta de accionistas que Siemens Gamesa duplicará su capacidad de producción en la fábrica de palas para eólica marina que la compañía tiene en el puerto británico de Hull.

Destacados