Pásate al MODO AHORRO

Los sindicatos del Metal de Bizkaia ponen sobre la mesa subidas por encima del IPC

La patronal se da un margen hasta febrero para estudiar las cuatro propuestas sindicales y entrar al fondo de una negociación que se prevé que será larga y dura

Manifestación del sector del Metal en Bizkaia en la negociación del convenio vigente./ EFE
Manifestación del sector del Metal en Bizkaia en la negociación del convenio vigente./ EFE

Los sindicatos del Metal de Bizkaia han puesto sobre la mesa de negociación del convenio plataformas que incluyen subidas salariales por encima del IPC. La patronal no ha respondido de momento a ninguna de las propuestas de las centrales  sindicales y les ha remitido a un próximo encuentro, que tendrá lugar el día 3 de febrero, pero se prevé una negociación que será larga y dura.

Hay que tener en cuenta que desde el Metal, como desde otros sectores del empresariado vasco, se ha está alertando de que trasladar la subida de los precios de forma directa a los salarios no es viable para la mayor parte de las empresas. Por eso, todo hace prever que las plataformas planteadas por las centrales chocarán de plano con la cerrazón  de la patronal. De entrada hoy desde la FVEM no han querido valorar la reunión, conscientes de que acaba de empezar un proceso que se alargará en el tiempo en el que habrá que quemar muchas etapas.

El Metal es uno de los sectores industriales más importantes. En Bizkaia agrupa a 48.000 trabajadores y por lo tanto, constituye un estupendo campo de pruebas para que sindicatos y patronal se midan las fuerzas. No es un sector en el que las negociaciones hayan sido históricamente fáciles. El convenio vigente en la actualidad se firmó tras un periodo de larga conflictividad y varias jornadas de huelga.

De momento, todos los sindicatos, aunque en plataformas diferenciadas, han exigido subidas salariales que superan el IPC, con el argumento de que "debe repartirse de forma justa la riqueza que se genera en el sector".

Por ejemplo, ELA plantea un convenio de dos años de vigencia, hasta 2023, con incrementos de los salarios del IPC + 4%  para cada año y un salario mínimo de 23.000 euros brutos. Pasar de quinquenios a trienios en lo que se refiere la  antigüedad además de pluses de turnicidad. Otras demandas son contabilizar el tiempo de bocadillo como tiempo efectivo de trabajo, reducción de la flexibilidad, reducción de jornada anual en supuestos por implantación de nuevos sistemas de producción para evitar destrucción de puestos de trabajo, mejora en los complementos de baja, que las Mutuas no puedan gestionar las bajas de enfermedad común, la obligación de realizar análisis de riesgos psicosociales y medición de cargas de trabajo, más facultades para los delehados de prevención, entre otras cuestiones.

"Desde ELA en esta negociación tenemos el objetivo de repartir de forma justa la riqueza que se genera en el sector, eliminar la precariedad, generar nuevos derechos y establecer medidas contra la discriminación que sufren las mujeres en el Metal de Bizkaia", han señalado desde el sindicato.

Por su parte, CCOO plantea un convenio de tres años de vigencia, hasta  2024, con un incremento del IPC +4.5% para el conjunto de los 3 años, más incrementos de  dietas, pluses festivos y nocturnidad  del 50% sobre lo que marca el convenio actual. Además piden reducción de jornada y equiparación de jornada continua y partida (1.676 horas),  Subrogación total, mejoras en derechos en materia de igualdad y conquista de derechos LGTBI, perspectiva de género en Salud Laboral y mejoras en mejoras en complementos de IT, entre otras cuestiones.

Desde LAB recuerdan que la negociación "se va a abordar en un escenario de crecimiento económico y de gran creación de empleo. Por lo tanto, no hay excusas para que en este convenio no haya un reparto justo de la riqueza generada y para lograr que
se dignifiquen las condiciones de los y las trabajadoras del sector", 

Por ello, en la plataforma presentada este martes para un convenio de dos años de vigencia, proponen una subida de salarios por encima del IPC tanto en las tablas del convenio sectorial como en salarios reales. "Es hora de repartir la riqueza que la patronal se ha embolsado gracias a la mano de obra de todas las personas trabajadoras del sector", señalan.

Además quieren reducir la jornada laboral, garantizar el contrato de relevo y reducir y limitar la flexibilidad, así como el derecho de subrogación para todas las actividades subcontratadas, petición de desaparición de ETTs y dignificar la contratación juvenil.

UGT ha presentado una propuesta de subida de IPC+1% para un convenio de tres años, reducción de la jornada laboral de 8 horas y la subrogación 

Además de las peticiones salariales, todos los sindicatos incluyen medidas destinadas a buscar la igualdad en el sector, mucho más masculinizado que otras áreas industriales 

 

 

Archivado en:

Destacados