Pásate al MODO AHORRO

Los sindicatos rechazan las bases de la primera OPE de Osakidetza tras las irregularidades

Denuncian que los exámenes se seguirán elaborando sin las garantías suficientes como para evitar las filtraciones de la anteriores

Una OPE de Osakidetza en el BEC / EP
Una OPE de Osakidetza en el BEC / EP

Osakidetza ha aprobado las bases de la próxima OPE de Osakidetza con el voto en contra de todos los sindicatos presentes en la mesa sectorial. La próxima OPE,  en la que salen 3.233 plazas, es la primera que se convoca por parte del Servicio Vasco de Salud después del escándalo de la anterior y no disipa, según los sindicatos, ninguna de las dudas que dejó abiertas ese proceso  marcado por el escándado de las irregularidades y la filtración de los exámenes. Un proceso que todavía está judicializado y que forzó la dimisión del consejero de Salud Jon Darpón y de varios miembros de su equipo.

Las bases de la OPE contienen que serán los propios tribunales de las categorías las que decidirán quién elaborará los exámenes en la próxima OPE. En principio iba a ser el IVAP el que se encargara da de esta elaboracióm pero Osakidetza ha desechado esta opción por "imposibilidad técnica".  El problema está en que el IVAP no tiene personal especializado que sea capaz de elaborar las pruebas.

Los sindicatos considera que la decisión de Osakidetza de que sean los tribunales los que elaboran las pruebas supone "un despropósito y un paso atrás" en la búsqueda de transparacencia en el proceso.

Las centrales esperarán a la publicación de las bases de la OPE en el BOPV para decidir si las impugnan no.

Desde Osakidetza garantizan la transparencia pese a las críticas sindicales y aseguran que "se implantarán medidas tales como la elección de los tribunales por sorteo, la reducción de sus miembros o la aprobación de un código de conducta" para evitar irregularidades.

En cuanto a la elaboración de los exámenes aseguran que quienes formen parte de los tribunales contarán con un manual, que cada tribunal podrá decidir si asume la responsabilidad de la elaboración de las pruebas o si encarga esa tarea a una instancia externa con experiencia en la materia; que la confección de la parte práctica no dependerá de una sola persona y que está previsto introducir un elemento al azar fin de asegurar que nadie que participe en el proceso de selección pueda tener conocimiento del contenido final de la prueba.

Esta gran OPE será la primera tras la pandemia que obligó a retrasar la convocatoria prevista para la primavera de 2020.

Rondaría, en conjunto, las 3.500 plazas entre las correspondientes a los ejercicios de 2018 y 2019, además de las fijadas para cubrir la tasa de reposición. Con esta OPE Salud pretende ahondar en la estabilidad de la plantilla de Osakidetza, integrada por entre 33.000 y 35.000 trabajadores, de los que en la actualidad un tercio son eventuales.

 

 

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído
Destacados