Pásate al MODO AHORRO

"Técnicamente es irresponsable no explorar el gas en Euskadi"

Expertos señalan que no se puede prescindir de una fuente de energía que supone más del 20% actual en el País Vasco

Planta de Enagas / EP
Planta de Enagas / EP

El Gobierno vasco acudirá a los tribunales para explorar la existencia de gas natural en Álava, y es que para el Ejecutivo es "imprescindible" constatar si hay este combustible y si se puede extraer de "forma sostenible". Así lo ha explicado la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, al anunciar el recurso contra el permiso de actividad que el Ayuntamiento de Vitoria, municipio al que pertenecen los terrenos donde se quieren realizar las prospecciones, había negado. El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, ha anunciado que defenderá la negativa. La posición entre los especialistas de la generación energética es casi unánime, es necesario comprobar el yacimiento. Los ecologistas rechazan la posibilidad y entre quienes impulsaron el proyecto se teme llegar tarde.

Diferentes expertos en generación energética señalan que el gas es la apuesta más sostenible para apoyar la transición del sistema energético hacia uno en el que la generación se apoye exclusivamente en renovables. Así lo destaca Juan Carlos Latasa, Ingeniero Industrial en la especialidad de Procesos Energéticos, quién también recuerda que "nuestro consumo es muy superior a la capacidad de generación instalada", por lo que "desde una perspectiva técnica no es responsable comprar gas fuera, si lo tenemos aquí, aunque hay que atender la perspectiva social y lo que establezcan las mayorías". En este sentido, Javier Quintela, Ingeniero Industrial y de Telecomunicaciones y especialista en Sistemas Automatizados de Diseño y Producción, recuerda que "el gas es el combustible que menos emisiones genera y su extracción local podría generar un conocimiento y una tecnología que podría aplicarse también al hidrógeno". Por su parte, el ecologista y diputado por Unidas Podemos por Álava en el Congreso, Juantxo López Uralde, señala que es "un error comparar el gas que se importa con otra cosa que todavía no se sabe que será, ni cuál sería el coste de su extracción". A su juicio, se trata de una "apuesta política por las renovables".

El gas representa más de un 20% de la generación

Euskadi consumió en 2020 13.678 GWh, según el Ente Vasco de la Energía (EVE). En ese mismo año, llegaron al puerto de Bilbao hasta 58 buques cargados de gas, y es que ese combustible es en el que se apoya más de un 20% del consumo de energía. Se trata de datos que confirman este combustible como una de las claves para garantizar la base del suministro. Es el problema del sistema eléctrico del País Vasco, esa base que garantice ese suministro "las 24 horas del día", como señala Javier Quintela, que recuerda que "mientras no podamos almacenar la energía obtenida en las fuentes renovables, debemos buscar una fuente de energía que garantice el suministro". A su jucio, en ese escenario "y mientras se desarrolla la tecnología, el gas es el mejor recurso". 

Juan Carlos Latasa, director de Proyectos de Ingeniería en Idom, recuerda que "el gas cuenta sólo con un átomo de carbono, lo que en la combustión genera también uno de CO2, por los entre 20 y 80 de los hidrocarburos". Latasa recuerda que nuestro sistema energético viene de buscar una base de generación para garantizar el suministro en el carbón, la nuclear y el gas. Y, sobre esa base recurre a la potencia metida en la red por las energías renovables. Para el ingeniero de Idom está claro "ahora mismo el gas natural es la mejor energía". 

El combustible con menos emisiones de CO2

En este contexto, tanto Quintela como Latasa coinciden en que desde una perspectiva técnica, no tiene sentido "comprar fuera lo que tenemos aquí". Latasa además señala que los costes que supone el transporte y el proceso de licuar el gas aumentan el gasto y generan un procedimiento que a su vez aumenta las emisiones de CO2. Por su parte, Quintela destaca el riesgo también que implican las plantas de regasificación. 

Un movimiento que llega tarde

Xabier Garmendia es Ingeniero Industrial en la especialidad Técnicas Energéticas, consultor en energía y medio ambiente y fue Vicenconsejero de Industria en el Gobierno vasco entre 2009 y 2013. Profundo conocedor del proyecto de extracción de gas en Álava, destaca sus dudas sobre "si ya se llega tarde". Insiste en recordar la importancia de "analizar detalladamente la viabilidad técnica, económica y medioambiental" para determinar la oportunidad.

Pero Garmendia insiste en que el mayor problema es que se llega tarde para poder testar el yacimiento y activar una posible extracción. Esos procesos requieren tiempo "al menos hasta 2025", mientras que "la normativa en Europa y España avanza en la limitación de estas actividades". Lo más probable es que "la solución que podía suponer este recurso, ya no llegue". Para el consultor en medioambiente hay "una responsabilidad en el PNV" por no haber impulsado esta vía decididamente hace diez años.

López Uralde señala que "no se puede comparar el gas que se compra con algo que no se sabe qué es"

El tiempo es también uno de los principales problemas que señala Juantxo López Uralde. El ecologista, diputado por Unidas Podemos en el Congreso recuerda que la Ley para el  Cambio Climático que prepara el Gobierno de España para tramitar en el Congreso marca la imposibilidad de realizar actividades de extracción de gas y "es una norma que se tramitará en los próximos meses". Además, acusa al Gobierno vasco de "crear una sociedad pública para promocionar una actividad gasista en vez de desarrollar un compromiso con la energía renovable". El diputado por Álava señala además que "no se puede comparar el gas que se compra, ni su precio con algo que todavía no se sabe qué es, que está pendiente de comprobar y que no se sabe cómo se podrá extraer". 

Lo más leído
Destacados