Pásate al MODO AHORRO

Urkullu apaga el fuego de la Y vasca tras la reacción del PNV de Bizkaia

Tras las críticas del alcalde de Bilbao y del de Basauri, el lehendakari destaca que lo importante es avanzar con el trazado y defiende que las relaciones entre PNV y PSE son "excelentes" en todos los ámbitos

Iñigo Urkullu. /EP
Iñigo Urkullu. /EP

El lehendakari Urkullu ha tratado de reconducir las aguas tras el terremoto que ha generado este jueves el anuncio del Ministerio de Transportes de que la estación 'provisional' de Bilbao para la alta velocidad se situará en el municipio de Basauri. Tras la reacción en trompa del PNV vizcaíno con el alcalde de la capital de Bizkaia, Juan Mari Aburto, Urkullu ha destacado que "lo importante es que se avance con el trazado y que se compatibilice con la construcción de las estaciones en las capitales". Para el lehendakari lo importante es no frenar el trazado de Y vasca y que, al final, las estaciones sean "según lo acordado". Una apuesta en la que ha señalado que "estamos todos en la misma onda" y un contexto en el que ha incidido en que esta polémica no ha afectado a unas relaciones "excelentes en todos los ámbitos" entre el PNV y el PSE. 

El mensaje de Urkullu ha cambiado el tono de su partido, que este jueves acusó al Ministerio de Transportes de reunirse con el consejero del ramo del Gobierno vasco, Iñaki Arriola (PSE), para anunciar que la solución de la estación 'provisional' de Bilbao se ubicará en Basauri sin informar previamente a los ayuntamientos afectados. El lehendakari ha instado a poner "en común" la información que se generó este jueves en la reunión entre la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, y el consejero Iñaki Arriola, así como la del encuentro entre el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, y la secretaria de Estado de Transportes, Isabel Pardo de Vera. 

El lehendakari, con este mensaje, ha vuelto a poner la prioridad en el avance del trazado de la alta velocidad vasca sin que la situación de las estaciones frene la puesta en marcha del servicio ferroviario anunciado este jueves para el 2027 acudiendo a soluciones provisionales, siempre y cuando las estaciones sean al final soterradas. En cuanto a la fórmula de gestión, Urkullu insiste en que la 'encomienda', es decir la transferencia del dinero de la Administración General del Estado al Gobierno vaso para que sea este quién impulse y ejecute las obras. 

Archivado en:

Destacados