Pásate al MODO AHORRO

Urkullu mete prisa al Gobierno central para tomar medidas para las empresas afectadas por la guerra

Lakua considera, 24 horas después de aprobar sus medidas que las del Gobierno central "se está dilatando de manera excesiva"

El Lehendakari, Iñigo Urkullu. / EP
El Lehendakari, Iñigo Urkullu. / EP

Tras anunciar su primer paquete de ayudas hace apenas 24 horas, este miércoles el Gobierno vasco ha vuelto a pedir celeridad al Ejecutivo central para que aborde la crisis económica que está generando la guerra en Ucrania. En una entrevista en Radio Popular, el lehendakari Urkullu ha pedido que no se espere más a tomar medidas. Al entender del presidente autonómico, la respuesta del Gobierno central "se está dilatando de manera excesiva". El lehendakari ha recordado que este jueves hará un mes desde el comienzo de la guerra en Ucrania "y todavía no se ha tomado ninguna decisión".

Urkullu ha afirmado comprender que, en algunas materias, el Gobierno central "está sujeto a la política europea", pero en opinión del lehendakari las medidas ya están tardando en llegar. El lehendakari ha recordado que ya el 2 de marzo mantuvo una conversación "larga" con el presidente Sánchez en la que ya abordó asuntos como "el gas, las conexiones energéticas, el riesgo de estaninflación". En cuanto a las medidas fiscales que empezaron a sonar con fuerza tras la Conferencia de Presidentes, el lehendakari ha defendido que, de apostarse por un descenso temporal de la fiscalidad tendría que ser "por un tiempo", ya que afectaría a la recaudación de las haciendas forales, necesaria "para mantener las políticas públicas".

El lehendakari ha defendido la necesidad de poner medidas de apoyo para la industria electrointensiva y ha vuelto a postular los ERTE como una solución para las empresas afectadas por la guerra, que ahora se podrían aplicar "de manera quirúrgica a los sectores afectados". En cuanto al margen de actuación autonómico, Urkullu ha afirmado que se podrán adoptar más medidas cuando se conozcan las decisiones que emanan de la Cumbre Europea que comenzará este jueves en Bruselas.

Sobre la revisión de previsiones de crecimiento realizada este martes por el Gobierno, reduciendo el crecimiento del PIB interanual en más de dos puntos, Urkullu ha insistido en el mismo mensaje que dio el consejero Azpiazu hace apenas 24 horas, que es menor, "pero es un crecimiento" y que aun así el paro se mantendrá por debajo del 10%. En cuanto a la situación humanitaria, el lehendakari ha insistido en pedir un corredor para los niños de Chernobil Elkartea y ha manifestado su perplejidad y confusión por el cambio de postura que ha adoptado el Gobierno central en torno al Sahara Occidental. Urkullu se ha desmarcado de ese posicionamiento y ha reiterado su apoyo al pueblo saharaui y a su derecho a la autodeterminación.

Destacados