Pásate al MODO AHORRO

La inversión en los cuatro parques eólicos de Aixeindar podría ascender a unos 200 millones

Hasta 70 empresas vascas optan a participar en el suministro de los equipos y sistemas

Parque eólico de la sierra de Elgea. /CV
Parque eólico de la sierra de Elgea. /CV

Los cuatro parques eólicos que la sociedad Aixeindar ubicará en los territorios alaveses de Azazeta (40 MW), Montes de Iturrieta (75 MW), Arkamo (95 MW) y Labraza (40 MW) supondrán un desembolso de alrededor de 200 millones de euros para los 250 MW previstos de potencia instalada.

La empresa, integrada por la sociedad pública del Gobierno vasco Ente Vasco de la Energía (EVE) en un 40% e Iberdrola, con el 60% restante, acaba de iniciar los trámites para la puesta en marcha de estas instalaciones renovables, avanzando así en los objetivos de la Estrategia Energética de Euskadi 2030. Las solicitudes referidas a los emplazamientos en los Montes de Iturrieta, Arkamo y Labraza se han realizado ante el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico y la de Azazeta, ante el Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente de Gobierno vasco, ya que la tramitación varía en función de la potencia del proyecto (desde 50 MW, ante el ministerio) y si afecta a más de una comunidad autónoma, como es el caso de Labraza con Navarra.

Este anuncio se ha hecho público pocos días después de que la consejera Arantxa Tapia indicara que "el reto de esta legislatura" será "generar energía eólica en Euskadi" y tratar de alcanzar un "equilibrio" entre las capacidades de generación energética que existen y "lo rezagado" que esta comunidad se encuentra tanto en la generación local de energía renovable como en su consumo. Hay que destacar que la potencia instalada de los nuevos parques casi duplicará la capacidad eólica instalada en la comunidad, que es de 153 MW, y que el objetivo final es conseguir que la cuota de energías renovables represente el 20% del consumo final en Euskadi. Para ello, se prevé que en 2021 se ponga en marcha el Plan Territorial Sectorial de Renovables, que comprende la construcción de ocho parques.

A partir de este inicio de tramitación, la Administración vasca y la central tienen de plazo hasta el 25 de diciembre para hacer pública su decisión de admitir o no a trámite estas solicitudes. Mientras tanto, Aixeindar continúa realizando mediciones de viento en otros puntos de Euskadi para conocer su potencial para la producción de energía eólica. Según el EVE, la energía eólica es la "gran palanca" para abordar la descarbonización de la economía y el cambio climático.

El coste que se baraja por término medio en la construcción de los nuevos parques eólicos oscila alrededor de los 800.000 euros por cada MW instalado, aunque es variable en función de las dificultades en cada instalación. En este caso, los 250 MW previstos podrían equivaler a una inversión total de 200 millones de euros para los cuatro parques, según fuentes del sector. En la actualidad, las turbinas que se utilizan en la eólica terrestre tienen una capacidad de 5 MW, con torres de 120 metros de altura y un diámetro de 150 metros, en base al giro de las palas. 

Uno de los puntos más importantes que tiene Aixeindar para la construcción de los  parques es que podrá conseguir dentro del País Vasco la mayor parte de los suministros y equipos necesarios para los aerogeneradores, salvo las palas, gracias a la potente cadena de valor del sector eólico en esta comunidad. En ese sentido, unas 70 empresas vascas relacionadas con el sector eólico tienen la capacidad de suministrar partes, conjuntos o sistemas de los aerogeneradores. Siemens Gamesa es la única capaz de entregar un molino completo y también el multiplicador en el caso de optar por un despiece del equipo. Indar se ha especializado en el generador, mientras que Ingeteam, Ormazabal, Mesa y Arteche destacan en la conversión energética. Sobre los sistemas pitch, Hine y Glual son los más relevantes, así como Antec y Garbi pueden suministrar los frenos de motor y yaw. Otro aspecto importante son los rodamientos, donde Laulagun se pone en cabeza, de la misma manera que Erreka aporta soluciones de fijación y Mekatar es especialista en el mecanizado del bastidor principal y sus elementos. Además, otras empresas como Intza, Jaure, WEC, MaxWind, Rexroth, Gureak, Censa, Navacel, Haizea Wind, Nautilus, BeuginGaray, Vicinay Marine, Gainza Forge, Euskal Forging, Mugape, Kimua, HWS, Irizar Forge o Lancor cuentan con experiencia en diferentes áreas de la construcción de un aerogenerador eólico.

Tras darse a conocer este inicio de los trámites, el diputado general de Álava, Ramiro González, se mostró "favorable" a desarrollar proyectos de energía eólica en ese territorio, mientras respeten "los requisitos legales y medioambientales". Afirmó que "sería un orgullo" que Álava liderará la energía renovable en el País Vasco, respetando siempre "el patrimonio natural" alavés de cara a "descarbonizar" y avanzar en la lucha contra el cambio climático.

En declaraciones a Crónica Vasca, el director general del Clúster de Energía de Euskadi, José Ignacio Hormaeche, consideró muy positivo el anuncio de Aixeindar "tanto para el potente sector empresarial eólico vasco como para el desarrollo de ese mercado", e hizo hincapié en que, tras los ambiciosos objetivos del 'Green Deal' europeo y del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (Peniec), el País Vasco "contribuye poniendo su granito de arena en el planteamiento de la estrategia de transición energética" renovable hacia la descarbonización. 

 

Lo más leído
Destacados