Pásate al MODO AHORRO

Ademi dará la batalla en la venta de IMQ a Adeslas

La plantaforma que aglutina a médicos contrarios a la compra de Adeslas ofrece comprar a precio de mercado las acciones

Clínica IMQ Zorrozaurre en Bilbao / EP
Clínica IMQ Zorrozaurre en Bilbao / EP

Los accionistas del IMQ agrupados en torno a Ademi (Asociación para la defensa del modelo igualatorio) han iniciado una intensa actividad para ganar posiciones de cara a la Junta de Accionistas que tiene que celebrarse en el mes de mayo. El objetivo es insistir en que están dispuestos a comprar "a precio de mercado" en una operación en la que pueden competir con la alternativa de Adeslas. El IMQ vive un intenso enfrentamiento entre sus 1.100 accionistas divididos entre los que quieren vender su participación en condiciones de libertad de precio (agrupados en PAI) y aquellos otros que quieren mantener el modelo actual, evitando que la entrada de un gran accionista (Ademi). Los responsables de Ademi insisten en que quieren comprar las acciones a los médicos que tienen el deseo de vender "a precio de mercado"

Los movimientos estratégicos en el seno del IMQ se suceden con rapidez y, lejos de apaciguarse las aguas, según se acerca el 13 de abril, fecha de la vista judicial que analizará el comportamiento de la Sociedad de Médicos (el órgano de gobierno del IMQ) en el conflicto, la tensión se eleva. La dirección del IMQ, que hace 11 días en un comunicado sus accionistas negaba conversaciones con Adeslas para formalizar la venta de acciones, hace dos días informaba del avance de las negociaciones para un acuerdo que ofrece una serie de garantías, como la sede en Bizkaia y el mantenimiento del modelo.

Los sindicatos ELA y CCOO han respondido ha esta posibilidad convocando a una serie de paros a la plantilla por temor a que la entrada de Adeslas cambie las condiciones y el modelo actual de trabajo.

Ademi reclama la viablidad de comprar acciones a precio de mercado

Mientras tanto, Ademi ha celebrado esta semana la primera de varias reuniones en las que ha juntado a un centenar de accionistas que comparten el planteamiento de la asociación, contrario a permitir que Adeslas, que cuenta con un 45% del IMQ, aumente su posición a costa de comprar las acciones a los médicos que tienen deseo de vender. Según explican desde Ademi, la capacidad y solvencia del IMQ permite de manera sobrada hacer una operación de autocartera financiando esa compra de acciones "a precio de mercado". Una operación que sería posible según aseguran desde Norgestión, entidad con la cuenta Ademi para analizar la viabilidad financiera del proceso. 

En estas reuniones Ademi busca también aumentar su capacidad de representación y de voto en la Junta de Accionistas prevista para mayo y que deberá aprobar la operación en un sentido u o en otro. De momento, desde Ademi, señalan que su alternativa garantiza un precio justo a los accionistas que quieren vender su parte y "da más credibilidad al mantenimiento del modelo" de IMQ, frente a una entrada con mayoría de Adeslas. 

Para esta semana estaba previsto que se celebrase la reunión entre la Sociedad de Médicos, el órgano de gobierno del IMQ, con los portavoces de Ademi. La dirección de la entidad privada de salud estaba manteniendo reuniones con las diferentes partes para buscar elementos con los que tejer un acuerdo. Por su parte, los accionistas unidos en torno a PAI, reclaman su derecho a vender sus participaciones al mejor precio, tras haber contribuido, en muchos casos, a la revalorización de la marca con su trabajo durante muchos años.

Todo en un entramado extremadamente complejo en el que se encuentra también la sociedad Montepío, que aglutina los fondos de algunos de los accionistas, y que tiene un 0,01% del Grupo IMQ, además, de una capacidad de bloquear la operación de venta. 

 

Destacados
Lo más leído