Pásate al MODO AHORRO

Adeslas aprovecha el retraso en la compra de IMQ para aumentar el respaldo de los accionistas

La compradora quiere ampliar el respaldo del 58% de la Junta de Accionistas el pasado verano para conformar una mayoría más amplia gracias a un acuerdo que dé seguridad sobre el modelo de gestión y el sistema de retribuciones

 La presidenta del IMQ, Beatriz Astigarraga. / CV
La presidenta del IMQ, Beatriz Astigarraga. / CV

Tras la aprobación de los accionistas a la operación de compra del IMQ por parte de Adeslas, todo quedaba apuntado para rematar las gestiones antes del fin de 2021 con una Junta de Accionistas que ratificara el acuerdo y las condiciones recogidas en unos nuevos estatutos. Sólo quedaba pendiente una auditoría interna y el trámite con Competencia para que autorizara la operación. Pero los retrasos en la primera y la falta de tramitación de la segunda han prolongado los plazos a no antes del mes de marzo. Un tiempo muy valioso, sin embargo, que Adeslas quiere utilizar de la mano de la dirección del IMQ, para ampliar el respaldo a la compra. Se trataría de ampliar la relación de fuerzas en la votación definitiva para que el 58% de los socios que respaldaron la operación en el mes de junio presente una cifra mucho más contundente en el fin de trayecto. 

Adeslas trató desde el principio que la ampliación de sus acciones en el IMQ fuera la solución a un conflicto entre accionistas del Igualatorio que amenazaba con bloquear la institución médica privada con mayor arraigo en Euskadi. Una compra que sirviera para poner paz en la entidad después de más de dos años de disputas entre los facultativos partidarios de vender sus acciones y los que querían mantener el control a través de una estructura de la propiedad sin cambios. La entidad de Caixabank y Mutua Madrileña no deja de ser un accionista más que tiene el 45% del IMQ y siempre ha manifestado su apuesta por la entidad, su modelo de gestión y el mantenimiento de la plantilla y cuadro médico. 

El planteamiento es aprovechar hasta marzo un tiempo muy valioso para iniciar contactos con varios de los médicos que se agruparon en Ademi para defender una alternativa a la compra de Adeslas para plantear una base de acuerdo y compromiso que permita ampliar el respaldo a la operación en la Junta de Accionistas definitiva. Según han confirmado varios accionistas del IMQ a 'Crónica Vasca', los médicos esperan un planteamiento de Adeslas a través de la dirección del IMQ en el que se recojan compromisos sobre varios aspectos que garanticen el modelo de gestión en el Igualatorio y las condiciones de los médicos así como su retribución.

En este sentido, uno de los puntos fundamentales es la política de actualización de los baremos por acción médica que perciben los médicos accionistas. Estas tarifas a penas se están actualizando un 2% en un escenario inflacionista que las fuentes consultadas insisten en que es importante contrarrestar con un sistema estable y a largo plazo. Además, las cuestiones afectan también a los modos en que estos accionistas puedan seguir participando en la gestión para garantizar el modelo que ha funcionado hasta ahora. 

Archivado en:

Destacados