Pásate al MODO AHORRO

Aernnova, el CTA, Tecnalia... el helicóptero del futuro de Airbus es vasco

El fuselaje trasero del Racer, capaz de alcanzar los 400 kilómetros por hora, ha sido probado éxitosamente durante el mes de marzo en Álava en un proceso liderado por empresas vascas

Racer de Airbus / Airbus
Racer de Airbus / Airbus

En 2017 el Salón Aeronáutico de París fue testigo de la presentación del proyecto más ambicioso de Airbus en el mundo de los helicópteros: el Racer. Un helicóptero cercano ya a los aviones, capaz de alcanzar 400 kilómetros por hora y diseñado para alcanzar unas velocidades especialmente útiles en tareas como las operaciones de búsqueda y rescate o el transporte médico de emergencia. Un helicóptero del futuro para el que Airbus tiene marcada una fecha: 2022. Antes de que termine el año, el gigante europeo de la aviación europea quiere empezar las pruebas de vuelo de un helicóptero que tiene un marcado carácter alavés.

Y es que, según ha podido saber 'Crónica Vasca', el fuselaje trasero del 'Racer' es una parte de la aeronave cuyas actividades está coordinando la división española de Airbus Helicopters mediante un consorcio llamado 'Outcome' que lidera Aernnova y en el que también participan el Centro de Tecnologías Aeronauticas (CTA) ubicado en el Parque Tecnológico de Álava y Tecnalia. De hecho, durante este mes de marzo, Airbus ha completado éxitosamente las pruebas estructurales del fuselaje trasero en Miñano.

En concreto, las pruebas han consistido en someter al 'tail boom', la estructura de la cola del helicóptero, a las fuerzas máximas que podría sufrir en las peores condiciones de vuelo. La estructura, idéntica a la entregada a finales de 2021 para el montaje completo del helicóptero en Francia, es íntegramente española y de gran complejidad. El consorcio liderado por empresas vascas se ha encargado del diseño del concepto, el diseño estructural, la fabricación de piezas y el ensamblaje. El resultado final ha sido un fuselaje trasero que ha funcionado a la perfección y que consigue los dos objetivos que buscaba Airbus en este componente: mejorar la eficiencia aerodinámica y reducir en un 10% el consumo del combustible en un vuelo estacionario para reducir el impacto medioambiental del helicóptero europeo.

Otro proyecto más de expansión por parte de Aernnova

Con este proyecto, Aernnova sigue en plena expansión tras el ERE de 2020. Una expansión que suma ahora este hito exitoso después de cerrar un acuerdo a principios de este año con el gigante constructor aeronáutico Embraer para hacerse con sus plantas de fabricación de aeroestructuras en Portuga, un sato de gigante para la compañía fundada por Iñaki López de Gandásegui en un sector aeronaútico donde los procesos de concentración se antojan claves para ganar fuerza tras dos años muy críticos por la caída de pedidos generada por la pandemia.

La operación cerrada en enero está valorada en 151,3 millones de euros y afecta a las instalaciones de Évora . Unos activos que la compañía brasileña ya intentó vender a Boeing en 2019 en unas negociaciones que no fructificaron. Embraer necesita desprenderse de varios de sus activos para obtener liquidez con la que hacer frente a las inversiones necesarias para acometer la transformación de sus aviones que exige en el nuevo paradigma de la descarbonización del transporte.

Destacados