Pásate al MODO AHORRO

Aernnova reduce los despidos a 55, un 45% menos del centenar anunciado

Las bajas incentivadas y las prejubilaciones, a las que se han acogido 27 trabajadores, reducen la cifra de despidos forzados en la planta alavesa de Berantevilla.

Zuriñe Gómez y Lucas Irigoyen

Área de fuselajes en una planta de Aernnova./ CV
Área de fuselajes en una planta de Aernnova./ CV

Aernnova ha cerrado la tramitación de su expediente de regulación de empleo con 55 trabajadores a los que comunicará el despido. Se trata de una cantidad notablemente menor de los 101 anunciados el 18 de noviembre pasado. La empresa, durante la negociación del Ere, redujo la semana pasada la cifra de trabajadores afectados a 82 y lanzó una oferta de bajas incentivadas y prejubilaciones que ha sido correspondida por 27 personas de la plantilla, con lo que la cifra definitiva de despidos quedará reducida a 55.

La aeronáutica alavesa ofreció la semana pasada 20 prejubilaciones para los mayores de 58 años manteniendo un 65% de la retribución y, además, un programa de bajas incentivadas con un pago equiparable al de un despido improcedente (30 días por año trabajado) y con un tope de 100.000 euros. En total han sido 14 trabajadores los que se han acogido a la prejubilación y 13 personas las que han optado por una salida incentivada. Estos 27 trabajadores han reducido la cifra de despidos forzados a 55.

Desde el comité de empresa de Aernnova muestran su enfado con esta decisión que ven tan “injusta” ya que aseguran, la empresa disponía de otras medidas alternativas para haber evitado estas 82 salidas. Los trabajadores aún desconocen quienes son los que van a tener que abandonar la empresa y esto es algo que califican de “vergüenza”. Ven esta manera de actuar como una forma de “hacer daño”.  

Aerrnova trasladó a los trabajadores el pasado 18 de noviembre la necesidad de acometer estas medidas dado que las pérdidas de la empresa ascendieron a 42 millones de euros durante el primer semestre del año. Y es que la cartera pedidos había registrado un descenso de más del 50% como consecuencia de la crisis que la pandemia ha generado en el sector. Aernnova cuenta con varias plantas en Euskadi, todas ubicadas en Álava. Este ERE afecta a uno de sus centros estrella, el de Berantevilla, en el que se construyen las grandes estructuras para empresas como Embraer o Airbus.

Las circunstancias, tras el arranque de la tramitación del Ere, empeoraron aún más, y es que la previsión de la carga de trabajo para 2021 se redujo en más de un 50% y la empresa propuso ampliar el Erte, previsto para el próximo año, del 15% al 28% de la plantilla. porque los dos principales clientes de la empresa comunicaron nuevas cancelaciones de sus planes de producción.

La empresa ya señaló que se trata de una decisión "dolorosa", pero que venía anunciada por el comportamiento del sector y, en concreto de la planta de Berantevilla, que ha visto descender su actividad en un más de un 37% y que debía tomar una decisión por "supervivencia de la empresa". Así, su consejero delegado, Ricardo Chocarro, manifestó en su momento que “somos conscientes del impacto que se produce en las personas afectadas pero Aernnova, al igual que está haciendo el resto del sector, está obligada a defender la supervivencia de la compañía adecuándola a la nueva realidad del mercado para los próximos años”. Y es que la empresa ve complicado el panorama del sector aeronáutico y no precisa síntomas de mejora antes de 2024.

Malestar del comité de empresa con el Gobierno vasco

Desde el comité de empresa, acusan también al Gobierno vasco de lavarse las manos con este asunto. El comité tenía programada una reunión con el viceconsejero de Industria, Javier Zarraonandia, para el próximo 4 de enero y hace unos días recibieron un mensaje de su secretaria anulando dicho encuentro por “ciertas actitudes inadecuadas del comité con miembros de la directiva de la empresa y del propio Gobierno vasco”.  

Para denunciar los despidos y la falta de implicación institucional, los trabajadores de Aernnova se concentrarán el 4 de enero frente a la sede del Gobierno vasco, lugar en el que estaba prevista la reunión.  
 

Archivado en:

Destacados
Lo más leído