Pásate al MODO AHORRO

Alestis busca en las tareas de mantenimiento un refugio para la crisis

La aeronáutica, que tiene un planta en Euskadi, busca nuevos contratos con la certificación obtenida para realizar labores de mantenimiento y reconversión en aviones

Planta de Alestis / EP
Planta de Alestis / EP

Alestis se acaba de hacer con la certificación EN9110 que le permite realizar labores de mantenimiento y poder optar a contratos que demandan esos trabajos, así como a las tareas de reconversión de aeronaves, una de las líneas en las que se está refugiando el sector aeronáutico en unos momentos en los que los pedidos se han reducido más de la mitad. Hasta ahora, Alestis centraba su actividad en la fabricación, pero no cubría este campo que es uno de los que más se desarrollará durante la crisis.

La compañía que cuenta con instalaciones en el Parque Tecnológico de Miñano, en Álava, fue adquirida en 2019 por otra empresa con presencia en Euskadi, Aciturri, que adquirió el 75% de las acciones compartiendo la propiedad con la Sepi (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) que cuenta con un 25% de la compañía.

Con esta certificación, Alestis gana una gran oportunidad para hacerse con nuevos contratos y es que la certificación para realizar labores de mantenimiento le abre una nueva posibilidad para “optar a ofertas que solicitan los principales constructores” en un mercado en el que el objetivo es “aumentar la carga de trabajo con los contratos de servicio y optar a nuevas ofertas de mantenimiento”. Así lo señala el responsable de Atención al cliente y servicios, Raúl Fernández.

En el actual contexto para la aeronáutica, el descenso de los vuelos por la pandemia está reduciendo de forma evidente la construcción de aviones y la carga de pedidos en el sector de las aeroestructuras está cayendo por encima del 50%. De ahí que el mantenimiento y reparación de esas piezas sea una de las líneas para tratar de reducir los apuros de la actual situación.

Y es que las dificultades llevaron a Alestis a cerrar el pasado ejercicio con un ERE que afectó 56 trabajadores en Vitoria que se añadieron a 21 salidas voluntarias. Mientras que en las plantas de Sevilla y Cádiz los despidos ascendieron a 94 empleados.

Este mimo mes, Alestis ha entregado el primer fuselaje posterior a Airbus para el avión encargado por el Gobierno de Irlanda. Una aeronave configurada especialmente para visiones de vigilancia marítima.

 

Archivado en:

Destacados
Lo más leído