Pásate al MODO AHORRO

Los alquileres lastran una hostelería en crisis que pierde el 40,9% de su facturación

Un informe de los empresarios de hostelería de Gipuzkoa constata que el precio de los locales apenas se ha reducido un 21,6% de media en 2020, complicando la supervivencia de los establecimientos en plenas restricciones por el Covid

Locales hosteleros con las terrazas recogidas./ EP
Locales hosteleros con las terrazas recogidas./ EP

El sector de la hostelería está siendo uno de los más afectados por la crisis derivada del Covid y las cifras así lo corroboran, con caídas de la facturación de hasta un 40,9% respecto al año pasado. Esta pérdida de las ventas se refleja en un informe elaborado por los empresarios del sector en Gipuzkoa, pero se corresponden con la caída generalizada más o menos en ese mismo entorno en el conjunto Euskadi.

Según este informe, que ha presentado este jueves el presidente de la Asociación de Hosterleros de Gipuzkoa, Kino Martínez, el alquiler de los locales está siendo uno de los lastres más importantes para el manteniento de los negocios, obligados por las restricciones impuestas por el Gobierno contra la pandemia a reducciones horarias y de aforo, y que han permanecido cerrados durante largos periodo de tiempo. Mientras la caída de la facturación alcanza el 40.9% el precio medio de los alquileres sólo se ha reducido durante el pasado año en un 21.6%.  Así, el alquiler medio en Gipuzkoa de un establecimiento hostelero del subsector de restauración (bares, pubs, cafeterías y restaurantes) fue de 1.351 euros  al mes en 2020, frente a los  1.724 euros de 2019, pero es un descenso  que no compensa la pérdida de las ventas, lo mismo que el resto de gastos fijos que tienen que asumir los empresarios, independientemente de que se los establecimientos tengan que cerrar por exigencias de las medidas antipandemia, que caen solo un 22,1%.

Debido a esta evolución negativa de las cifras de actividad y la imposibilidad de trasladar dicha caída a los gastos fijos, los márgenes de explotación se reducen "de manera dramática en el conjunto del sector", hasta una caida del 73,6%, una caída de los márgenes que es todavía mayor con una mayor incidencia de la caída de márgenes en San Sebastián, hasta el 88,1%, por ser todavía más elevado el precio de los alquileres.

"Las pérdidas son generalizadas en los subsectores de restaurantes, alojamientos y ocio nocturno. Hemos de recordar aquí que para autónomos, empresarios individuales y comunidades de bienes, que suponen el 77,8% de la muestra, este margen de explotación supone el sueldo mensual de quienes detentan la actividad", señalan en el informe, una situación que puede llevar a que cierren el 7% de los establecimientos.  El sector ha perdido más del 10% de su empleo respecto al año anterior, pese a la vigencia de los Ertes.

 Los hosteleros consideran que sus pérdidas económicas muestra que desde que arrancó la pandemia se les está penalizando por considerarles "focos de contagios", algo que rechazan de plano. En este sentido, critican que no se les incluya como trabajadores esenciales en las campañas de vacunación, pese a que desde el Gobierno se señale a los locales hosteleros como factores determinantes en la subida de las cifras de contagiados de Covid.

Los hosteleros ya ganaron una batalla en los tribunales al Gobierno vasco  respecto al decreto de cierre de los bares en los municipios en rojo, y ahora quieren tumbar también la pretensión del Ejecutivo de limitar el uso de los interiores a las franjas de desayuno y comidas en aquellos municipios que superen una incidencia de 400 casos por cada 100.000 habitantes.

 

 

 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados