Pásate al MODO AHORRO

Alstom cede a la presión y permite avanzar el contrato de CAF en París

El contrato para el suministro de 146 trenes, que supone 2.500 millones de inversión, estaba paralizado desde hacía tres meses por las reticencias de la multinacional francesa

Locomotora construida por CAF / EFE
Locomotora construida por CAF / EFE

Alstom ha cedido a las presiones de las autoridades francesas y da vía libre a la ejecución del contrato que compartía con la vasca CAF para el suministro de 146 trenes para la línea de cercanías RER B de Paris, operada conjuntamente por RATP y SNCF, y que supone una inversión de 2.500 millones de euros. 

El contrato estaba paralizado por parte de Alstom desde hacía casi tres meses, poco después de que se adjudicara el contrato el consorcio formado por CAF y Bombardier como adjudicatario del suministro de los trenes de cercanías para dicha línea, con opción de 34 unidades adicionales. Poco después, Alstom compró Bombardier y, a partir de ahí, la multinacional francesa ha presentado hasta seis recursos para intentar parar el contrato. Detrás de esa insistencia están las reticencias de Alstom a que la vasca CAF se afiance en el mercado francés, en el que Alstom quiere mantener el monopolio.

Finalmente, tras la presión de las autoridades francesas, que ya habían anunciado que tomarían todas las medidas necesarias para que saliera adelante el contrato, Alstom ha cedido y da vía libre a que se ponga en marcha el contrato.

Tras semanas de conversaciones, ayer mismo se mantuvo una última reunión con Alstom en la que la multinacional  "disipó" sus inquietudes sobre el contrato, que se mantendrá en los mismo términos de la adjudicación, según han señalado este miércoles fuentes de la red de ferrocarriles parisina. 

Alstom había presentado una oferta en solitario para la costrucción de estos 146 trenes de cercanías de París, pero quedó fuera de la adjudicación, que se decantó a favor del consorcio formado entre CAF y Bombardier,  que presentó una oferta más barata que el constructor francés.

Tras hacerse con el control de Bombardier, Alstom intentó retirarse del proyecto, algo que las autoridades francesas ya insistieron desde el primer momento que no estaban dispuestas a consentir.

La adjudicación del contrato es una muy buena noticia para CAF, ya que supone para la empresa vasca el 40% del conjunto de proyecto. La entrega de las unidades está prevista para 2025. 

Presencia en Francia

Este es el primer proyecto de la empresa de Beasain de suministro de unidades para la red RER del área metropolitana de Paris, una de las mayores administraciones de transporte del continente europeo, pero no su primera incursión en Francia, donde poco a poco va ganando terreno. De ahí las reticencias de Alstom. 

De hecho, en los últimos años, CAF ha logrado un importante número de contratos en Francia, como es el caso del logrado para el operador SNCF a finales de 2019 para el suministro de 28 trenes con opción de 75 adicionales, que prestarán servicio en las líneas ParísClermont y París-Limoges-Toulouse. También otros proyectos como el suministro de tranvías para las ciudades de Nantes, Besançon y St.Etienne.

La empresa vasca sigue acumulando nuevas contrataciones pese  ser este año uno de crisis en todos los sectores. Ayer mismo anunció otro importante contrato, en este caso con Suecia, para  el suministro de trenes regionales por un importe inicial de más de 250 millones, que se podría prácticamente duplicar en el caso de ejercer todas las opciones de vehículos adicionales que contempla el acuerdo. 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados