Pásate al MODO AHORRO

Arranca el juicio sobre la dirección del IMQ a un paso de la votación sobre la oferta de Adeslas

La sala analizará la forma de establecer un blindaje anti OPA y como, después, la dirección se "allanó" frente al recurso de los médicos partidarios de vender pudiendo lesionar así los derechos de los accionistas que estaban en contra

Clínica IMQ Zorrozaurre. / EP
Clínica IMQ Zorrozaurre. / EP

Por si faltaban ingredientes en la situación del IMQ, hoy se añade de nuevo la acción de la Justicia. La vista sobre el blindaje frente a OPAs que fijó la entidad, su tramitación y el comportamiento de la dirección frente al recurso presentado contra ese mecanismo podría terminar implicando al actual órgano de gobierno del Igualatorio en una presunta falta por no velar por los intereses de todos los accionistas. La vista de esta causa estaba prevista para el pasado 13 de abril, pero la acumulación de causas sobre el IMQ derivadas de su venta y valoración de acciones llevaron al juez Marcos Bermúdez a suspender la vista. Hoy se retoma, a solo 8 días de la Junta de Accionistas de la entidad voten sobre la propuesta presentada por Adeslas y días después de que los médicos contrarios a la venta a la entidad de Caixabank y MutuaMadrileña hayan pedido un cambio en la dirección del IMQ

La sala va a juzgar el comportamiento de la dirección del IMQ cuando estableció un blindaje frente a OPAs de terceros. Se trató de una decisión adoptada por la anterior dirección y que decidió reforzarse frente a la posible entrada de ajenos otorgando la capacidad de veto a la sociedad que gestiona las EPSV de los accionistas, el Montepío. Los médicos favorables a la venta de sus acciones a "precio de mercado", agrupados en la PAI, recurrieron la decisión a los tribunales. Mientras la demanda se tramitaba hubo un cambio en la dirección y la nueva decidió no alegar nada frente al recurso de la PAI "allanándose" en la causa. El juez ha decidido analizar este apartamiento en la medida en que puede suponer un menoscabo de los derechos de los médicos contrarios a vender a Adeslas, aglutinados en Ademi, que contaban con un mecanismo de seguridad en la capacidad de veto de Montepío. Además, del fondo, el juez entiende que deben analizarse también las formas en que se cambiaron los estatutos de la sociedad para aplicar el blindaje, ya que se realizaron sin pasar por la Junta de Accionistas. Se da la circunstancia, además, de que el Montepío cuenta solo con el 0,01% del Grupo IMQ frente a la Sociedad de Médicos (órgano de dirección de la entidad) que controla el 99,99% de las acciones.

Sin alteraciones en el calendario, ni en la Junta de Accionistas del día 30 de junio

Es un elemento más de tensión que podría afectar al futuro de la actual dirección del IMQ. Y es que si el juez considerara probado una administración lesiva para algunos de los accionistas podría conllevar la imposibilidad de seguir al frente de la entidad. En cualquier caso, como han confirmado fuentes del IMQ, el proceso judicial no va alterar los plazos fijados para la Junta de Accionistas del día 30 de junio. Una cita en la que se medirán las fuerzas la dirección con su propuesta para dar entrada a Adeslas con un 50% de las acciones y un derecho de compra por 255.000 euros por cada paquete de acciones a los médicos que deseen salir de la entidad. 

Mientras tanto la PAI, la plataforma que agrupa a los médicos partidarios de vender sus acciones a "precio de mercado" y que han forzado la oferta de Adeslas, condiciona el voto a "conocer los detalles del acuerdo", aún reconociendo que es un punto positivo la situación lograda. Por su parte, Ademi, que aglutina a los médicos que rechazan la oferta de Adeslas, reclama las posibilidades que tiene la entidad de hacer frente con recursos propios a la salida de los médicos que quieren vender manteniendo así el control del Igualatorio. 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados