Pásate al MODO AHORRO

Un astillero coreano y A&M plantean construir en terrenos de la antigua Naval cuatro barcos al año

El Foro Marítimo Vasco pide apoyo al Gobierno vasco para conseguir un "acercamiento" entre los distintos actores y cree el proyecto ayudaría a reactivar el sector

Naval Euskadi / EP
Naval Euskadi / EP

Un astillero coreano plantea, junto al grupo alemán A&M, reanudar la actividad naval en los terrenos de La Naval con un proyecto que contempla una inversión de 30 millones e incluye la construcción de tres o cuatro buques al año y crear aproximadamente 300 empleos directos el primer año para llegar a 700 en cinco años, según ha informado a Europa Press fuentes del Foro Marítimo Vasco.

El presidente del Foro Marítimo Vasco, Javier López de la Calle, ha destacado la importancia de este proyecto para los antiguos terrenos de La Naval de Sestao, que, para que se pudiese llevar a cabo, precisaría de un acuerdo con la compañía belga VGP,  que parece que será la adjudicaria de los los terrenos y maquinaria del astillero vizcaíno y que es un grupo logístico que en principio no tenía  intención de retomar la actividad naval.

El grupo aleman A&M, que quedó segundo en la venta de las activos del astillero, sí plantea retomar la actividad naval y, para ello, contaría en el proyecto con un astillero coreano, con el que habrían llegado a un acuerdo a 25 años. Está buscando una implantación en Europa, y podría ser, por tanto, en los antiguos terrenos de La Naval.

El proyecto, que contempla unas inversiones de 30 millones en las instalaciones, incluiría una carga de trabajo de tres o cuatro barcos al año y supondría en el primer año la creación de 300 puestos de trabajo directos, con la posibilidad de ampliar a 700 empleos en cinco años. En este proyecto, la constructora A&M también contaría con otros astilleros procedentes de Italia o Turquía para traer carga de trabajo.

Para que pudiera salir adelante, se tendría que llegar a un acuerdo con el grupo belga VGP, si finalmente resulta adjudicatario, ya que sería el propietario de los terrenos, y el proyecto de A&M y el astillero coreano precisaría de alrededor de 120.000 m2 de los 300.000 m2 existentes.

Javier López de la Calle ha afirmado que, en este momento, se está a la espera de que el juzgado apruebe la adjudicación de los activos de La Naval, pero ha habido alegaciones por parte de dos de los grupos ofertantes y que planteaban la posibilidad de continuidad del negocio de construcción naval en estos terrenos.

El presidente del Foro Marítimo Vasco ha indicado que son conscientes de las "dificultades sobrevenidas" en La Naval de Sestao, pero cree que hay que "pelear" para tratar de mantener operativas las instalaciones.

En este sentido, ha apuntado que, en este momento, existe la posibilidad de llegada de un proyecto de un astillero coreano "de primer orden", que podría cohabitar con el resto de proyectos en estos terrenos. "Existe esa posibilidad, que es real, de la llegada de un astillero coreano de primer orden, con un contrato de 25 años con una posibilidad de 300 puestos de trabajo directos, y puede cohabitar con el resto de proyectos, bien logísticos o de hidrógeno", ha apuntado.

Por ello, ha pedido al Gobierno vasco su apoyo para propiciar "acercamientos a negociar entre los posibles actores", ya que Euskadi es una comunidad industrial y, en este sentido, ha afirmado compartir lo expresado este lunes por el presidente de la Cámara de Comercio de Bilbao, José Ángel Corres, de que el País Vasco "no se puede permitir el lujo" de perder instalaciones industriales como la Naval".

"Esto es una línea de muelle de agua, de atraque de 1.500 metros y no hay otro sitio en Euskadi donde se puedan dar estas condiciones y no puede desaparecer. Es una incongruencia que achatarremos estas instalaciones porque no hay otro sitio en Euskadi para poder implantarlas", ha agregado.

Reactivación del sector

Además, cree que, de salir adelante este proyecto, contribuiría a la reactivación del sector en Euskadi, que se ha visto afectado también por la situación de crisis económica derivada de la pandemia del Covid-19.

López de la Calle ha precisado que, en el caso de los astilleros vascos, su situación ha mejorado y están en un "buen momento", ya que, tras la contratación de ocho buques -6 en 2020 y 2 en 2021-, contarían con carga de trabajo hasta 2023. "Estos datos hablan de la gran capacidad y competitividad de los astilleros vascos y se garantiza carga de trabajo en las cinco plantas productivas abiertas en Euskadi hasta 2023, están en una situación muy buena", ha añadido.

El presidente del Foro Marítimo Vasco ha indicado que el sector es "heterogéneo" y no hay la misma evolución por parte de otras empresas, como son los subcontratistas de los astilleros, que dan empleo a 13.500 personas, que están pasando por mayores dificultades, ya que muchos de los proyectos que se están contratando "vienen ya con equipos especificados por la ingenería y muchas veces son extranjeros". "Van tirando como pueden", ha apuntado.

Además, ha añadido que en el sector también se incluyen a los fabricantes de equipos de ingeniería, para los que 2020 ha sido "un año malo" por la propia contratación de buques a nivel mundial, pero ha señalado que se está viendo "un cambio de tendencia" desde principios de este año por las nuevas contrataciones, principalmente, en el Sudeste asiático.

Archivado en:

Destacados

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído