Pásate al MODO AHORRO

Aumenta la presión para retrasar la obligatoriedad de TicketBai

Álava es el territorio que más dificultades está teniendo con este sistema y el 95% de los comercios piden una moratoria de entre uno y cinco años

Tiendas en el Casco Viejo de Bilbao. / EP
Tiendas en el Casco Viejo de Bilbao. / EP

TicketBai sigue siendo una cuestión discordante. Ya han sido múltiples las peticiones por parte de los comercios de los tres territorios de atrasar la entrada obligatoria de este sistema. Y la presión sigue creciendo. En Álava, el 95,3% de los negocios encuestados por la Federación de Comercios, Servicios y Hostelería de Álava-Arabadendak, quieren que la Diputación aplique una moratoria de entre uno y cinco años en la implantación obligatoria de este sistema de control de facturas.

La puesta en marcha voluntaria de este proyecto en Álava comenzó el 1 de enero. La iniciativa, común para las tres diputaciones, implicará que todas las personas físicas y jurídicas que ejercen una actividad económica deberán usar un sistema de facturación que permita a las haciendas el control de ingresos con el objetivo de luchar contra el fraude fiscal.

La gestión que las diputaciones están haciendo de TicketBai está siendo algo más que un proceso accidentado. La idea era que el 1 de enero de 2022 todas las empresas tuvieran en funcionamiento el nuevo sistema que supone una inversión de unos 4.000 euros. Un objetivo para el que cada gobierno foral estableció su propia hoja de ruta, con sus sistemas, reglamentaciones, tecnología y plazos, todos diferentes.

La ausencia de acuerdos en el Órgano de Coordinación Tributaria (OCT) se ha evidenciado en cada toma de decisión y en una escalada de malestar entre las diputaciones que ha acabado situando a Bizkaia por un lado con su propio sistema y a Gipuzkoa y Álava, acercando posturas. Tal y como han confirmado a 'Crónica Vasca' fuentes conocedoras del proceso la tensión entre los responsables de Hacienda se incrementó desde verano ante las decisiones "unilaterales" de Bizkaia para retrasar la implantación del sistema hasta 2024. 

Según recoge Efe, las Juntas de Álava rechazaban ayer una iniciativa del PP que pedía "un retraso suficiente y sensato en la entrada en vigor obligatoria del Ticket Bai" y en su lugar se aprobó una enmienda de los grupos del Gobierno (PNV y PSE), que tienen mayoría, en la que se emplaza a la Diputación a "continuar acompañando al conjunto de sectores económicos en su adaptación progresiva" a este sistema.

Todo este lió se está trasladando a los que realmente van a tener que hacer frente a Ticketbai,  que son los comercios. En los establecimientos de las tres capitales vascas se comparten los mismas sensaciones: inquietud, incertidumbre, nervios, sorpresa, agobio... Los plazos se cambian, la obligatoriedad también y para poder implementar el sistema se necesitan unos conocimientos y formación que los dueños de los comercios aún tienen que recibir.

Archivado en:

Destacados