Pásate al MODO AHORRO

La apertura de Corrugados en Azpeitia se atasca por los problemas urbanísticos

El Ayuntamiento señala que la solicitud de la empresa de reabrir las instalaciones es incompatible con el Plan General

Ayuntamiento de Azpeitia. /EP
Ayuntamiento de Azpeitia. /EP

El Ayuntamiento de Azpeitia ha remarcado que no puede autorizar la puesta en marcha de la actividad industrial de Corrugados en el casco urbano si la misma es incompatible con el Plan General porque "sería ilegal". Además, ha incidido en que "no es lícito" instar al Consistorio guipuzcoano a que "infrinja la ley". No obstante, ha insistido en que la propuesta de traslado a la zona de Trukutxo es "una posibilidad real y factible" de retomar la actividad y ha llamado a las instituciones "respeto y colaboración" para alcanzar la reapertura. De esta forma, la alcaldesa, Nagore Alkorta, de EH Bildu, ha salido al frente de las demandas que estaba recibiendo del PNV para aprovechar la disposición a iniciar la actividad de la nueva propietaria del grupo, Cristian Lay. La alcaldesa destacado que el grupo empresarial "todavía no ha presentado un plan económico".

Alkorta ha insistido en que desde el Consistorio tienen "toda la voluntad de impulsar y apoyar" la apertura de Corrugados y ha explicado que están trabajando para que "se haga cumpliendo estrictamente todas las garantías jurídicas, autorizaciones ambientales y normas urbanísticas". Además del apoyo municipal, el respaldo de el Gobierno vasco y la Diputación Foral se antojan fundamentales para que se reactive esta planta.

En esa línea, ha detallado que en la reunión celebrada ayer en el Consistorio azpeitiarra trasladó su propuesta de apertura a los responsables del Gobierno Vasco, la Diputación Foral de Gipuzkoa y Cristian Lay. "Existe una posibilidad, real y factible, que es la que ha puesto sobre la mesa el Ayuntamiento", ha enfatizado la alcaldesa.

La regidora ha explicado que la propuesta se basa en el plan aprobado para poner en marcha Corrugados, con el apoyo de EH Bildu y PNV del Ayuntamiento de Azpeitia, a través del cual "se habilitó la zona de Trukutxo y varias instalaciones ya están hechas".

"No sólo eso, sino que además de estar listo para ese planeamiento a nivel municipal, está modificado el Plan Territorial Parcial del ámbito Zarautz-Azpeitia (2009) para poder implantar esta actuación en Trukutxo, aprobada por el Gobierno Vasco y la Diputación, previo informe favorable de todos los departamentos correspondientes", ha precisado.

 

Las instalaciones de la empresa están dentro del núcleo urbano

Por otro lado, en relación a la posibilidad de encender hornos en el núcleo urbano, Nagore Alkorta ha asegurado que, aunque están a la espera de informes técnicos definitivos, "podemos dar casi por hecho que no habrá garantías jurídicas y urbanísticas para el uso de las instalaciones industriales del núcleo urbano".

De este modo, ha detallado que este ámbito fue designado en el plan general para "construcción de casas" por acuerdo de EH Bildu y PNV. "Por lo tanto, y aunque los informes técnicos lo determinarán, se puede entender que la actividad industrial es incompatible con lo que está recogido en el plan general", ha reiterado.

"Ni la alcaldesa de Azpeitia, ni el Gobierno municipal, ni el Pleno aprobado por unanimidad, podemos autorizar la puesta en marcha de la actividad industrial en el casco urbano si esta es incompatible con el plan general. Sería ilegal. No es lícito instar al Ayuntamiento de Azpeitia a que infrinja la ley. La alcaldesa no puede tomar por sí misma una decisión que vaya en contra de todos los informes técnicos", ha remarcado.

Para finalizar, Alkorta ha pedido "respeto institucional y colaboración interinstitucional para poder poner en marcha Corrugados". A su juicio, hoy por hoy, "la única propuesta real para abrir con todas las garantías es la realizada por el Ayuntamiento de Azpeitia". Por lo tanto, ha pedido "voluntad para estudiar esa posibilidad".

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído
Destacados