Pásate al MODO AHORRO

Bain endeuda ITP Aero con 575 millones para financiar su compra

La operación permite al fondo norteamericano abaratar la compra de la aeronáutica vasca a costa de apalancarla financieramente

ITP Aero./ ITP
ITP Aero./ ITP

El fondo Bain Capital que ha liderado la compra de la aeronáutica vasca ITP Aero por 1.700 millones busca un crédito a través de IPT para obtener 575 millones con los que financiar parte de la adquisición. Este apalancamiento de la compañía comprada es un recurso habitual de los fondos de inversión, pero en este caso no se había desvelado y ha saltado por sorpresa este viernes en una información de la compañía al buscar inversores que aporten la cantidad. Fuentes de ITP Aero han confirmado a 'Crónica Vasca' la operación de la que no han trascendido más detalles que los 575 millones con un vencimiento a siete años. Es un movimiento que se habría pactado en la operación de adquisición entre Bain Capital y Rolls Royce y con el que el fondo norteamericano reduciría a 1.125 el desembolso. 

Bain Capital, en un consorcio en el que participan SAPA Placencia y JB Capital, lideró el acuerdo con Rolls Royce para comprarle la compañía vasca en un complicado proceso que requirió del visto bueno del Gobierno de España y también de la participación del Ejecutivo vasco. En la operación, que hasta última hora estuvo marcada por la pugna para que Sener participara empujada por el Gabinete Urkullu, queda pendiente la configuración del 30% de la propiedad que Bain cede a los socios locales. De momento, están SAPA y JB Capital, pero se espera una incorporación del Gobierno vasco y todas las fuentes señalan también a Indra para cerrar ese bloque de control que se haría valer cuando en unos años puedan coincidir la salida de Bain y la cotización en Bolsa. 

Tras el acuerdo firmado el pasado mes de septiembre, será en junio cuando se formalice del todo la compra con la entrada de Bain Capital en el control de la empresa que todavía sigue en manos de Rolls Royce. Hasta entonces, además de completar ese 30% del accionariado que quedará en manos nacionales, se han de desarrollar todos los trámites necesarios. Así, ya se ha domiciliado en el País Vasco la 'sociedad instrumental' que hará la operación financiera y, por otra parte, se tiene ya ultimado el pacto de socios a la espera de la entrada del Gobierno vasco. Esta herramienta jurídica tiene especial importancia porque da fuerza legal a los compromisos entre los nuevos propietarios de ITP, entre los que está el mantenimiento de la sede en Euskadi, la plantilla y el desarrollo del proyecto industrial, cuestiones exigidas en el proceso por el Ejecutivo de Urkullu

Recientemente, el secretario general de Industria, Raúl Blanco, señalaba en 'Crónica Vasca' que, en estos meses, el Gobierno "vería bien" cualquier aumento del capital español. Una de las vías para este objetivo que más miradas está centrando es la operación de Indra. Precisamente, el pasado mes de diciembre, se hizo pública la entrada de uno de los miembros del consorcio propietario de ITP, SAPA Placencia, en el consejo de Indra, en un movimiento que apunta precisamente en esa dirección. 

Archivado en:

Destacados