Pásate al MODO AHORRO

Las bajas por covid disparan en más de un 50% las demandas de empleo en las ETT en Euskadi

El protagonismo de la hostelería y el comercio en el cierre del año está dando paso ahora a una mayor demanda por parte de la industria incapaz de hacer frente al elevado absentismo

Una camarera en un bar de Vitoria durante su jornada laboral. / EP
Una camarera en un bar de Vitoria durante su jornada laboral. / EP

Las Empresas de Trabajo Temporal (ETT) están experimentando un pico en su demanda de trabajadores de más del 50% coincidiendo con la elevada incidencia de bajas laborales por covid provocadas por el nivel de contagios que conlleva la variante ómicron. 

Aunque es difícil cuantificar  con exactitud cuántos de los contratos que se están llevando a cabo en estas últimas semanas por parte de las empresas de trabajo temporal tienen su origen en una baja laboral por covid, -porque el motivo de la baja laboral es una cuestión confidencial- el incremento de la actividad de estas empresas coincide con el mayor pico de contagios de la enfermedad, según señalan sus responsables.

"Desde mediados del mes de diciembre, coincidiendo con el pico de ómicron, las bajas laborales son permanentes, algo que no se ha visto nunca", señala Ibon Olazabal, director general de Walt, consultora de selección de personal del grupo Evolus al que pertenece también la ETT Jobbe.

"El absentismo en las empresas está en niveles no conocidos hasta ahora", señala Olazabal, que afirma que las demandas de trabajadores a su empresa se han incrementado hasta en un 51% durante el final de 2021 y el comienzo de 2022 respecto al mismo periodo del año pasado. "Las empresas nos piden trabajadores para cubrir bajas médicas con una duración indefinida. Y esta tendencia se mantiene entrado ya el mes de enero", señala.

Las demandas se han dirigido durante las últimas semanas del año 2021 más que nada al sector Servicios, desde el comercio hasta la hostelería, los hoteles, la logística, para hacer frente a la entrega de los regalos navideños, o las administraciones de lotería, con peticiones de trabajadores en todos estos ámbitos en niveles muy por encima de una campaña navideña normal, debido al impacto de las bajas laborales.

También se ha demandado trabajadores por parte de empresas cuya actividad se relaciona con el covid, como compañías de recogida de residuos, "en las que se ha sumado la punta de trabajo, y las bajas laborales".

Hasta ahora en la industria se estaba notando menos el impacto, porque, según recuerda, hay muchas empresas que cierran durante las Navidades por vacaciones.

Sin embargo, ahora, que se están produciendo las reincorporaciones de los trabajadores a la Industria,  "se está empezando a notar con fuerza el incremento de las demandas desde el sector industrial".

"Si antes lo habitual, era por ejemplo que una empresa en esta etapa te pidiera dos trabajadores ahora te piden cuatro y es por necesidades de cubrir bajas médicas". 

 Este incremento de demanda desde el sector industrial se está dejando notar también en la demanda de ETT como Adecco en las que "clientes con grandes volúmenes nos están diciendo que necesitan más trabajadores porque muchos de los suyos están de baja por covid" y en la industria es un hecho especialmente problemático porque la "producción no puede parar".

Contratos encadenados

El elevado nivel de contagios y la rapidez con la que se extiende este virus entre la plantilla de una empresa afectada está cambiando también la longitud de las contratos. "Aunque en un principio se realizan para cubrir una baja laboral de una semana se está generalizando que se alarguen en el tiempo. Se pide un trabajador para una semana y después se le alarga el contrato para cubrir el puesto de otro trabajador  que también ha caído de baja. Hay algunos que están cubriendo bajas encadenadas desde mediados de diciembre".

Olazabal considera que el protagonismo del Covid  en la actividad está siendo total y para muchas empresas "está suponiendo algo terrible y muy difícil mantener la actividad día a día".

Según datos de Mutualia en Euskadi están en estos momentos de baja 21.500 trabajadores. En el mes de diciembre fueron 30.000. 


"Para nosotros sería mejor que el incremento de actividad no fuera por bajas, sino por creación de empleo, pero aún así te sientes útil porque solucionas el problema de una empresa y además das trabajo a una persona" señala el responsable de Walt.

Aunque el grupo Wall tiene su sede en Bilbao, opera en toda España, e Ibon Olazabal comparte con la patronal vasca que el nivel de absentismo es mucho mayor en Euskadi que en otras comunidades autónomas.

"Hay mayor nivel de absentismo en el País Vasco que en otras CCAA. Nuestros clientes de Cataluña o Madrid o Levante o en otras comunidades del Norte no nos están haciendo en estos momentos tantas peticiones de trabajadores. Incluso tenemos clientes  vascos pero que tienen también centros de producción en otras comunidades y el nivel de petición para cubrir las bajas es mucho menor en esos centros". 

El presidente de Confebask, Eduardo Zubiaurre señalaba ayer que las numerosas bajas ocasionadas por la variante ómicron suponen "un gran problema" para la producción y la gestión de las empresas, especialmente para las pequeñas, "porque que falte una persona cuando son pocos, es un problema muy complicado". En el caso de las empresas grandes, en cambio, la gestión de las bajas es "más fácil", aunque ha advertido de "los tremendos problemas que están dando en la productividad, la rentabilidad y la gestión".

 

 

Archivado en:

Destacados