Pásate al MODO AHORRO

La banca se convierte en la puerta de las pymes a los fondos europeos

Las entidades se vuelcan en este área del negocio ante las dificultades de la pequeña empresa para acceder a las ayudas

La banca es la puerta a los fondos europeos para la mayoría de pymes / EFE
La banca es la puerta a los fondos europeos para la mayoría de pymes / EFE

Los fondos europeos son una gran oportunidad económica para el tejido empresarial a todos los niveles. Desde los macroproyectos en forma de PERTE al alcance sobre todo de los gigantes a otras líneas de ayudas de menor dimensión pero que pueden suponer un empujón importante para una pyme. Pero es tal la cantidad de convocatorias y de trámites necesarios para acceder a ellas que el pequeño empresario tiene grandes dificultades a la hora de elegir qué tecla tocar. "Todos te preguntan por los fondos. Han oído que hay ayudas de Europa, pero la verdad es que la mayoría están muy perdidos", comenta un asesor de pymes y autónomos respecto a esos 150.000 millones de euros comunitarios que recibirá España para cerrar la crisis del covid.

En ese contexto las entidades financieras son las que están ejerciendo de muleta en esos primeros pasos. Y es que muchos pequeños empresarios no tienen recursos materiales y humanos para dedicar a la solicitud de este tipo de ayudas por los canales de comunicación abiertos por la administración. "Los trámites son demasiado complejos como para que la ayuda llegue al tejido productivo", señalaba hace unos días en una jornada organizada por la Cámara de Comercio de Bilbao la eurodiputada del PNV Izaskun Bilbao. Incluso en muchas ocasiones el bombardeo de información a través de los medios se convierte en un hándicap. Con decenas de convocatorias abiertas para una pyme es muy difícil conocer cuál es el mejor camino para obtener financiación.

Las entidades financieras han leído la situación y llevan meses volcadas en este asunto. Kutxabank puso en marcha a finales del año pasado una web específica para tratar de guiar a las pequeñas empresas por el laberinto de convocatorias. Se trata de facilitar que cada empresa pueda ir encontrando la convocatoria que mejor se adapta a su perfil y, sobre todo, valorar las opciones reales de poder acceder finalmente a ese dinero. "Las pymes sienten que los fondos europeos no son para ellas, les quedan lejos. Necesitan que alguien les guíe para acertar a la hora de hacer trámites", señala Iratxe de Agirre, responsable de Kutxabank en este área.

Además de asesoramiento, la banca ofrece a sus clientes adelantar la subvención solicitada, o al menos una parte, para poder avanzar ya con el proyecto en cuestión, la mayoría ligados a digitalización y a sostenibilidad energética. La propia Kutxabank tiene firmado un acuerdo con las patronales vascas para abrir líneas de financiación para empresas que tengan este tipo de proyectos en marcha que puedan ser cubiertos con fondos Next Generation más adelante.

Las entidades han visto una oportunidad en este terreno. BBVA ofrece también desde finales del año pasado a sus clientes empresas y autónomos la posibilidad de recibir por adelantado parte de los fondos que luego se van a ingresar desde las arcas europeas. En ese sentido destacan las iniciativas en torno al kit digital, una de las grandes apuestas dentro del paquete de millones de los Next Generation para modernizar el tejido empresarial. En concreto BBVA tiene un acuerdo con el agente digitalizador Minsait, de Indra, a través del cual ejerce de mediador entre las pymes y la tecnología.

Seguridad para el proyecto

"Las entidades estamos jugando un papel fundamental en el despliegue de los fondos", indican desde CaixaBank, y apuntan a cuestiones como la información y la comunicación a la empresa, pero también a la importancia de dotarle de seguridad a la hora de recibir los fondos y no ver en peligro el proyecto en cuestión. CaixaBank ha puesto en marcha una plataforma digital, también a través de Indra, con ese objetivo de facilitar información a pymes, clientes y no clientes. El sistema incorpora una alerta que advierte al empresario cuando se abre una convocatoria que le interese o hay alguna novedad en los programas de ayudas a los que intenta acceder.

Por su parte, el Santander explica que también está volcado en hacer llegar los Next Generation al tejido empresarial. Su herramienta digital específica que puso en marcha el año pasado ha recibido 225.000 accesos con 19.000 usuarios registrados. Desarrollada en colaboración con KPMG y Local Europe, la plataforma está enfocada también a desviar a cada pyme hacia la convocatoria más adecuada. Además, el banco ofrece a clientes la posibilidad de tramitar el kit digital a través de los agentes Factum y Connecting Visions.

Laboral Kutxa ha creado Laboralnext como unidad específica para las ayudas europeas, con el apoyo de consultores de Afi y LKS. Se ofrece servicio a la pyme en tres fases: plataforma digital para recibir información, elección del proyecto subvencionado y respaldo por parte de la entidad a la hora de defender ese proyecto ante la administración. 2.000 pymes y autónomos están suscritos a este servicio para recibir información y alertas sobre las ayudas, explica la cooperativa de crédito del grupo Mondragon.

Archivado en:

Destacados