Pásate al MODO AHORRO

Banco Sabadell plantea a los sindicatos un ERE para ajustar la plantilla

La voluntad del banco es que el ERE se base en prejubilaciones y bajas incentivadas, aunque no se descartan los despidos si no se llega a las cifras de salidas que plantee la dirección

EFE

Sede de Banco Sabadell en Barcelona / EP
Sede de Banco Sabadell en Barcelona / EP

Banco Sabadell ha comunicado este lunes a los representantes de los trabajadores la puesta en marcha de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para ajustar la plantilla de la entidad, en el que se quieren priorizar las bajas incentivadas y las prejubilaciones.

La entidad bancaria, que ha informado también de su intención a la plantilla tras reunirse con los sindicatos, no ha concretado el número de trabajadores que podrían salir, dato que se podría facilitar en el próximo encuentro con los sindicatos, previsto para este jueves, según han señalado a EFE fuentes cercanas al banco.

La voluntad del banco es que el ERE se base en prejubilaciones y bajas incentivadas, aunque no se descartan los despidos si no se llega a las cifras de salidas que plantee la dirección.

La reestructuración se llevará a cabo en cumplimiento del plan estratégico de Banco Sabadell aprobado el pasado mayo para adaptar la entidad al nuevo escenario económico y abordar los retos de la digitalización, y que contempla un objetivo de ahorro de 100 millones de euros en los costes recurrentes.

El ERE irá acompañado de un plan de recolocación para ayudar a los empleados afectados a buscar otro puesto de trabajo.

En un comunicado, el sindicato CCOO ha adelantado ya que no lo van a poner fácil y ha asegurado que no concurren causas económicas, técnicas, productivas ni organizativas para presentar este ERE, por lo que rechaza un "ERE traumático".

La organización sindical ha apuntado que el procedimiento de despido colectivo contempla también la movilidad geográfica y la modificación sustancial de las condiciones de trabajo, y afectará "a la totalidad de los centros de trabajo de la empresa".

El sindicato esgrime como argumentos para rechazar la reestructuración el hecho de que el banco ha realizado este año más de 200 nuevas contrataciones y que en el primer trimestre se realizó un ajuste de 1.800 personas, que se llevó a cabo con medidas voluntarias.

A su juicio, cualquier nuevo ajuste debería basarse únicamente en prejubilaciones y jubilaciones dado que calcula que en estos momentos hay 2.000 trabajadores mayores de 55 años.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados