Pásate al MODO AHORRO

BBK aumenta con un millón de euros su participación en Iberdrola en plena tormenta eléctrica

Ha comprado 100.000 nuevas acciones de la eléctrica dentro de su estrategia de diversificar ingresos e invertir en empresas

El presidente de la BBK, Xabier Sagredo. / EP
El presidente de la BBK, Xabier Sagredo. / EP

La Fundación BBK, socio mayoritario de Kutxabank, ha aumentado su participación en Iberdrola en plena tormenta por elevado precio de la luz y los beneficios de las eléctricas.

La entidad que preside Xabier Sagredo ha invertido un millón de euros para adquirir 100.000 acciones de Iberdrola por un precio unitario de 10 euros por cada título, segñun ha comunicado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Aunque la cantidad de la compra no es significativa, la entidad comunica la compra al organismo regulador por el "vínculo estrecho" que une al presidente de BBK, Xabier Sagredo, con la eléctrica, de la que es consejero independiente.

El proceso de compra de acciones de Iberdrola por parte de BBK arrancó en mayo de 2020. Entonces la Fundación bancaria adquirió 397.000 acciones con la inversión de un total de 3,4 millones de euros en su estreno en las compras en Bolsa.

Ya entonces la entidad aunciaba que esta participación podría ir en aumento dentro de la operación de diversificación de ingresos que busca la entidad, más allá de los dividendos de Kutxabank. En este sentido, señalaban que Iberdrola encajaba en su búsqueda de rentabilidad y en su apuesta por empresas de Bizkaia, donde la eléctrica mantiene la sede social. Para ello, la fundación dispone de un fondo que en 2022 contará en principio con 200 millones de euros, que destinará a participación en empresas. Estas participaciones empresariales se realizan justo en un momento en el que las participaciones del banco de la que es propietario en un 57%, tienen que reducirse por las penalizaciones del Banco Central Europeo a los ingresos que sean ajenos al negocio bancario.

Hasta el momento, la única participación que se conoce a través de este fondo es en Iberdrola.

La inversión de la Fundación BBK, que está intentando otorgar un perfil propio a su obra social -por ejemplo con la apertura de BBK Kuna- y a la diversificación de sus fuentes de ingresos, se produce en un momento especialmente polémico, con las eléctricas puestas en cuestión por el precio de la luz y enfrentadas con el Gobierno de Pedro Sánchez por el decreto con el que pretendía reducir sus beneficios.

La compra, según figura en el documento registrado en la CNMV se realizó el día 27, justo en plena subida de las acciones de la eléctrica después de que se conociera la decisión del Gobierno de reconducir el decreto y hacerlo menos lesivo para los resultados de estas empresas. Esto hapermitido reconducir las relaciones entre el Gobierno e Iberdrola, y que Galán de marcha atrás en su amenaza de paralizar todas las inversiones a futuro en renovables.

Lo cierto es que desde Euskadi, el PNV no ha querido en ningún momento enfrentarse a Iberdrola. Los nacionalistas se abstuvieron en la votación en el Congreso en la que se aprobó el  decreto -que después se anunció que se modificó- y la propia consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia ha defendido siempre que haya seguridad jurídica para que las eléctricas puedan invertir en renovables.

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados