Pásate al MODO AHORRO

BBVA promete más dividendos para mantener la confianza en su operación en Turquía

El presidente del banco, Carlos Torres, realiza este anuncio después del pronunciamiento del BCE sobre la operación de compra de la entidad turca Garanti

Sede del BBVA en Bilbao / EP
Sede del BBVA en Bilbao / EP

El BBVA busca trasladar confianza a los accionistas con la ejecución de los primeros 1.500 millones de euros de su plan de recompra de acciones que espera continuar hasta los 3.500 millones y con el anuncio de que va a seguir manteniendo una generosa política de dividendos. El pasado noviembre anunció que superaría por primera vez el 40% del beneficio destinado al dividendo. El presidente de la entidad, Carlos Torres, a través de la web del banco ha cifrado en 7.000 millones la cantidad de dinero a la que ascenderá el reparto de dividendos a cargo de los ejercicios de 2021 y 2022. Una cifra, fruto del aumento del 'pay out' y de la recompra de acciones, que se convierte en un intento de trasladar tranquilidad sobre la operación de compra del 100% del banco turco Gatanti BBVA que provocó fuertes caídas en bolsa durante el mes de noviembre. 

El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, sobre la opa por el 50,15% restante de Garanti / BBVA

Carlos Torres ha querido destacar la fortaleza del banco y ha defendido la operación en Turquía porque "es un país estratégico para BBVA, donde vemos un enorme potencial de futuro”, por factores como su tamaño, demografía, fuertes vínculos comerciales con Europa, además de una baja penetración bancaria, lo que contribuye al atractivo a largo plazo de este mercado. Asimismo, señala que Garanti BBVA es un banco privado líder en el país, “capaz de generar rentabilidades elevadas en entornos complejos, con un resultado medio de más de 1.200 millones de euros, cada año, en los últimos cinco años”.

El movimiento llega después de que el Banco Central Europeo (BCE) se pronunciase por escrito sobre la operación turca, una vez que varios europarlamentarios, entre ellos el ex president de la Generalitat, Carles Puigdemont, preguntaran por el riesgo de la compra. El regulador señaló que "mantiene conversaciones con los bancos para garantizar el conocimiento de los riesgos a los que están expuestos y han establecido mecanismos adecuados de gestión y control". Sobre la operación el BCE ya había señalado que no había cambios en los activos afectados por riesgo porque la posición de Garanti, sobre el que el BBVA tiene ya el 50%, está consolidada en el balance del banco vasco. 

El plan estratético de la entidad prevé volver a unos beneficios de 5.000 millones de euros en 2024. Según explica Torres, tras la venta de su negocio en Estados Unidos, el banco busca dar salida a su capital, que después de la compra de la entidad turca y el programa de recompra de acciones aún será de 2.000 millones de euros, para reforzar las franquicias en México y América del Sur y mantener el reparto dividendos. El presidente de la entidad también ha dado por terminado el proceso de ajustes en oficinas y plantillas. 

Archivado en:

Destacados