Pásate al MODO AHORRO

Toro y Betolaza impulsa su nueva terminal del Puerto de Bilbao con una inversión de 5 millones

La nueva plataforma supondrá una ampliación del 63% y gestionará el envío de mercancías a Noruega, Suecia, Rusia, Alemania, Bélgica e Irlanda

Contenedores en el Puerto de Bilbao. / CV
Contenedores en el Puerto de Bilbao. / CV

La compañía Toro y Betolaza ha recibido el visto bueno de la Autoridad Portuaria de Bilbao para ampliar un 63% su terminal en el puerto. La empresa de servicios marítimos portuarios y estiba ampliará en 70.000 metros cuadrados sus instalaciones hasta alcanzar los 180.533, es el mayor crecimiento desde que estrenaran en 2018 su nuevo emplazamiento en el Abra de la Ría de Bilbao. La actividad logística sigue siendo un refugio para la crisis generada por la pandemia y es un impulso que están notando algunas áreas de la actividad portuaria. Toro y Betolaza son los operadores de la naviera nórdica Finnlines, perteneciente al gigante del trasporte marítimo Grimaldi. La empresa bilbaína, apoyada en el incremento de su cliente, afronta esta nueva ampliación que solicitó el pasado mes de febrero y que requerirá una inversión de 5 millones de euros. 

Nueva conexión de Bilbao con Irlanda

La huelga del pasado año en la estiba y la paralización de la actividad de Petronor al 50% han afectado al tráfico del puerto, pero la actividad logística empieza a remontar, aunque la alegrías va por barrios. Así, Finnlines que mantiene conexiones de Bilbao con Noruega, Bélgica, Inglaterra, Alemania o Rusia ha unido este mismo mes una nueva con Irlanda, con el puerto de Cork, a través de Amberes. Un nuevo destino que permitirá el envío de mercancías desde Bilbao a Irlanda en un tiempo de menos de una semana. La actividad de la naviera de Grimaldi se incrementa y Consignaciones Toro y Betolaza ha tenido que ganar 70.000 metros cuadrados nuevos en su muelle A6 hasta alcanzar los 180.533 metros cuadradados. Se trata de la mayor ampliación desde desde 2018 y desde que ocupó los terrenos que sirvieron como primer punto de atraque para P&O y el histórico ferry con destino a Porstmouth. 

Toro y Betolaza opera con Finnlines desde 1995 y se dedica a la gestión de carga de contenedores, cargas convencionales y graneles sólidos. Además, esta empresa tiene otras dos líneas de negocio en combustibles sólidos y construcción, y sonun elemento clave en la actividad del puerto y parte de su paisaje desde los años cincuenta.

Ampliación del puerto de Bilbao

El puerto de Bilbao vió como el pasado 2020, su tráfico descendía más de un 16% con un movimiento de 29,5 millones de toneladas, lo que supone unos niveles equivalentes a los de 2013. Los resultados reflejaron la crisis provocada por la covid-19 pero también por el daño que provocó el conflicto en el sector de estiba. La vuelta paulatina a la normalidad sigue acusando esos efectos y varias navieras que tuvieron que buscar otros puertos durante la huelga, no han regresado todavía. También se está notando el peso de Petronor que, con una de las unidades de refino parada, y la crisis petrolera ha reducido de modo notable el tráfico.

De todas formas, en otros sectores, la actividad está creciendo. Los graneles sólidos, en los que destacan materiales de construcción como el cemento, han crecido en lo que llevamos de año más de un 10%. Esto, así como los nuevos destinos y la consolidación de algunos sectores de actividad han llevado a seguir adelante con el proyecto de ampliación del puerto de Bilbao. El Consejo de Ministros autorizó el pasado mes de marzo la contratación de las obras para la prolongación del muelle AZ-1 del puerto de Bilbao, por cerca de 29 millones de euros y un plazo de ejecución de 18 meses.

El proyecto consistirá en la construcción de 251 metros de cantil de nuevo muelle, 231 metros de ellos correspondientes a una nueva línea de atraque, lo que permitirá crear 50.000 metros cuadrados más de explanada.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados