Pásate al MODO AHORRO

Bridgestone firma su convenio colectivo que recupera la vinculación del IPC al salario

El acuerdo cuenta con la firma de siete de los 13 delegados del comité intercentros de las plantas de Basauri, Usansolo, Burgos y Puente San Miguel

Planta de Bridgestone en Basauri. / EP
Planta de Bridgestone en Basauri. / EP

Bridgestone ya tiene firmado su convenio. Los sindicatos BUB y CCOO, que conforman mayoría sindical en las cuatro fábricas de la multinacional en España, dos de ellas en Bizkaia, han suscrito este jueves el nuevo convenio colectivo para los próximos tres años, que recupera la vinculación de los incrementos salariales al IPC.

Este acuerdo cuenta con la firma de siete de los 13 delegados del comité intercentros de las plantas de Basauri, Usansolo, Burgos y Puente San Miguel afectará a más de 3.000 empleados.

Según recoge Efe, el documento recoge para este año 2022 una subida de las tablas salariales del 4,5 %, y que las nóminas suban un 1 % sobre el IPC en enero de 2023, lo mismo en igual mes de 2024. Según informan en una nota de prensa ambos sindicatos, el acuerdo supone "un incremento de las tablas salariales garantizado" de hasta el 17,5 %, lo que el BUB añade que se traduciría en casi 8.000 euros brutos anuales más.

Trabajadores de una fábrica de Bridgestone. / EP
Trabajadores de una fábrica de Bridgestone. / EP

Aportación extraordinaria al fondo de pensiones de cada trabajador

La empresa abonará una compensación adicional de 1.000 euros para todos los trabajadores de la compañía, junto con una aportación extraordinaria al fondo de pensiones de cada empleado.

El BUB también ha destacado la incorporación de un plan que permite rejuvenecer las plantillas y mantener el empleo indefinido a través del contrato de relevo, además de establecer porcentajes de temporalidad y definir las necesidades estructurales de empleo estable para transformar contratos temporales a indefinidos.

Junto a ello, se recogen avances en materia de conciliación como la reducción de jornada acumulada, la excedencia voluntaria con reserva del puesto, mejoras en los permisos retribuidos, compromisos en políticas de teletrabajo y desconexión digital, así como la posibilidad de eliminar el trabajo a destajo mediante tarifas.

Sin embargo, BUB y CCOO lamentan que otros sindicatos -UGT, ELA y SITB-USO- no se hayan sumado al pacto, algo que han calificado como "una decisión puramente estratégica e irresponsable", consecuencia de "una campaña de desinformación hacia la plantilla".

Archivado en:

Destacados