Pásate al MODO AHORRO

Una de cada cinco agencias de viaje vascas se agarra al mecanismo RED

Las grandes empresas del sector se agarran a los alivios del Gobierno central, a los que también se acogerá el 20% de las pequeñas agencias vascas

Un avión de la aerolínea Binter en el aeropuerto de San Sebastián. / EP
Un avión de la aerolínea Binter en el aeropuerto de San Sebastián. / EP

Se esperaba como el maná y ya está aquí. Desde este viernes las agencias de viajes pueden acogerse al mecanismo RED habilitado específicamente para ellas. Uno de los sectores más perjudicados por la pandemia puede activar ya los ERTE después de que la guerra en Ucrania haya supuesto un nuevo mazazo después de que la sexta ola de la pandemia se encargase de frustrar las esperanzas puestas por las agencias de viaje en el final de 2021. El estallido del conflicto mantuvo durante dos semanas "completamente parado todo" según Lore Uranga, presidenta de Bidaikide. La Asociación de Agencias de Viaje de Gipuzkoa ha constatado una recuperación tras el 'shock' de la guerra, pero sí se mantiene la incertidumbre entre los clientes, que están volviendo a seguir el patrón de la pandemia: no decidirse por un viaje hasta última hora.

La tardía presentación del mecanismo RED para las agencias, realizada este pasado martes, sí que había generado incertidumbre en el sector. "Hemos tenido una avalancha de correos electrónicos preguntando por el mecanismo durante estos días". Afortunadamente en este caso, la mayoría de las asesorías con las que trabajan las agencias ya estaban habituadas a este proceso. Al mecanismo habilitado ahora de forma sectorial para ellos se espera que se acoja una de cada cinco empresas, según la estimación con la que trabajan las asociaciones guipuzcoanas. Entre las grandes empresas verticales del sector -habitualmente domiciliadas en Madrid o Baleares, pero con filiales en Euskadi- el porcentaje podría alcanzar "fácilmente un 30%".

Las agencias, que están teniendo que repercutir ya los costes de la guerra en Ucrania derivados en el sector, están notando una especial aumento de los costes en destinos como Canarias. En la conexión con el archipiélago desde el aeropuerto de Vitoria, Binter ya había eliminado el vuelo entre Foronda y Tenerife porque "no funciona como debería". Para las grandes agencias, la principal piedra en su zapato están siendo los viajes de empresa, que han visto cómo se han desplomado en las últimas semanas.

Esa reprogramación de vuelos es el escenario que manejan las firmas del sector para el futuro. Si ya se están notando cambios en este sentido, Uranga pronostica para el futuro unas subidas "generosas" de los costes, ligadas al aumento del IPC y que "pueden llegar a los 40-50€". Junto a ello, la previsión que maneja Bidaikide es que se dé una "reestructuración de calendarios y horarios", con reducción de destinos y de frecuencias. "Hasta ahora era poco frecuente recurrir al plazo que teníamos para revisar los precios hasta tres semanas", pero ahora ese mecanismo está siendo cada vez más frecuente entre unas agencias que también tienen que repercutir los costes que les trasladan cadenas hoteleras y aerolíneas.

Archivado en:

Destacados