Pásate al MODO AHORRO

CAF aumenta en un 23% sus beneficios hasta los 21 millones en el primer trimestre

La compañía de Beasain registra la mayor cartera de pedidos de su historia

Nave de pruebas de CAF en Beasain. / EP
Nave de pruebas de CAF en Beasain. / EP

A pesar de la guerra, de la crisis de suministros, de la huelga del transporte y de la huelga en Solaris, CAF sigue al alza. La ferroviaria de Beasain ha hecho públicos esta tarde sus resultados del primer trimestre; unas cifras que confirman la recuperación de la compañía presidida por Andrés Arizkorreta, que ha visto cómo sus beneficios han crecido un 23% con respecto al primer trimestre de 2021 hasta los 21 millones de euros. Impulsada por el aumento de la demanda de autobuses -cuya contratación ha alcanzado un récord de contratación-, la firma ha cerrado en este primer trimestres tres contratos ferroviarios y otros seis en el sector de los autobuses -incluidos en la cartera de pedidos- a los que se añaden el macrocontrato del tranvía de Tel Aviv por más de 525 millones y los autobuses de hidrógeno suscritos para Villach (Austria) y Mallorca, los trolebuses de Milán y los autobuses híbridos para Barcelona: proyectos anunciados que están previsto firmarse en el segundo trimestre de 2022. En total, la compañía ha alcanzado los 1.139 millones de euros, un 5% más que en el primer trimestre de 2021.

Estas cifras de contratación han permitido a CAF colocar su cartera de pedidos en cifras récord, superando por primera vez en toda la historia de CAF los 10.000 millones de euros. La ratio entre cartera y ventas ha crecido tanto en el sector ferroviario como en la división de autobuses. La ferroviaria de Beasain ha destacado en sus cuentas esa buena evolución, aunque ha reconocido que el trimestre ha traído un "entorno complicado" que ha impactado en su actividad. La compañía guipuzcoana ha visto como sus cifras se han visto impactadas por los cinco días de parón en sus plantas ferroviarias que supuso la huelga del transporte, los problemas de suministros en su línea de autobuses, el "incremento relevante del coste energético" y la huelga de 28 días en Solaris durante la negociación del convenio. Las ventas de ferrocarriles han crecido un 13% en el arranque de este 2022 y un 6% en el caso de los autobuses.

De cara al futuro más inmediato, CAF reconoce que hay un "contexto general de incertidumbre" para lo que queda de año en la cadena de suministro, aunque la firma guipuzcoana cree que el momento comercial seguirá siendo positivo gracias al mantenimiento de programas de recuperación pospandémica como los fondos europeos o las megatendencias que existen a favor de la movilidad sostenible y que impulsarán a los autobuses urbanos y al ferrocarril. En lo que queda de ejercicio, las principales preocupaciones de la ferroviaria de Beasain pasan por cuánto impactará la guerra en la cadena de suministros necesaria para desarrollar su actividad, el coste energético -que se espera ver aliviado gracias a la "especificidad ibérica" reconocida por Europa- y la afección de la pandemia en Asia con la amenaza del bloqueo de los suministros si no se ataja la situación.

Imagen de un tren de CAF./ EP
Imagen de un tren de CAF./ EP

Inmersos en la carrera por el tren del hidrógeno

Para este ecuador del año, uno de los principales retos de CAF será poner en marcha su tren del hidrógeno. Los retrasos de Talgo han vuelto a igualar la carrera ferroviaria por esta tecnología entre una firma y otra. CAF debería estar ahora comenzando las pruebas estáticas de su maquinaria -fuentes de la firma no han querido confirmar si esto ha ocurrido ya- y será para julio cuando comiencen las pruebas de sus locomotoras propulsadas con hidrógeno en la planta de Zaragoza. Talgo hará lo propio también durante este mes, aunque las pruebas del 'Vittal One' comenzarán a finales de mes. A lo largo del verano también se espera que pongan en marcha sus maquinarias de hidrógeno.

La carrera por ser el primer fabricante en poner en las vías un tren impulsado con hidrógeno no es una cuestión baladí. Y es que CAF y Talgo ya han sufrido en sus propias carnes las consecuencias de ir con retraso en esta carrera a nivel europeo. La renovación de las líneas de Cercanías y Media Distancia que tenía pendiente Renfe ha dejado a las dos compañías vascas fuera del 84% de los contratos para renovar la flota de trenes, con la francesa Bombardier y la suiza Stadler como grandes ganadores llevándose el grueso de esa renovación. Para el operador público la entrada de estas compañías a la licitación era una oportunidad, ya que le permitía otorgar los contratos a empresas con tecnología sin diesel para sus locomotoras y optar a financiación europea.

Archivado en:

Destacados