Pásate al MODO AHORRO

CAF, a un paso de comprar Thales y convertirse en el cuarto grupo ferroviario mundial

La compañía guipuzcoana es seleccionada junto a Stadler e Hitachi para hacerse con la empresa gala de señalización ferroviaria y podría convertirse en el cuarto mayor grupo internacional del sector

Planta de CAF / EP
Planta de CAF / EP

CAF avanza en el proceso de compra de la compañía francesa de señalización ferroviaria, Thales. La empresa guipuzcoana ha sido seleccionada como finalista con Stadler e Hitachi para comprar  la división de transportes de la francesa Thales. La compañía gala tendría un precio en torno a los 1.500 millones de euros, según han asegurado fuentes conocedoras del proceso. Se trata de un tamaño homologable al de CAF, lo que exigirá a la empresa guipuzcoana un gran esfuerzo inversor para el que debería contar con el apoyo de un socio financiero, como un fondo de inversión. Desde el verano pasado, CAF ha ido aumentando su cartera de pedidos a un ritmo récord con unas ventas continuadas en este 2021 que le están llevando a marcar unos registros récord. Un proceso en el que le ha ayudado en gran medida el contrato para los más de 140 trenes de cercanías de París valorado en casi mil millones y que podría tener continuidad en otro macrocontrato en Australia para el que ha sido seleccionada y que se decidirá a finales de este año. Se trata de unas cifras sobre las que apoyar el esfuerzo inversor para hacerse con Thales y convertirse, según los analistas de Renta 4, en el cuarto constructor ferroviario mundial. 

La compañía vasca presentará los resultados de la primera mitad de 2021 la semana que viene, pero en el primer trimestre ya apuntó cifras récord, con ventas de 662 millones de euros y una cartera de pedidos que crecía más de 1.000 millones hasta alcanzar un 'pipe line' de más 9.000 millones

Lógica empresarial 

La adquisición de Thales tendría un altísimo valor estratégico para CAF porque le permitiría llevar su posición de liderazgo en la construcción de trenes a un sector complementario, como es el de la señalización ferroviaria. Actualmente, la firma participada por Gobierno vasco y Kutxabank, cuenta con presencia en este sector, pero no es comprable su posición con la de constructor ferroviario. La compra, además, le permitiría ofrecerse para proyectos integrados que contemplen la compra de trenes, su guiado y balizamiento. Thales, no es una marca desconocida para la empresa guipuzcoana, ya que ha trabajado con ella en varios proyectos y cuenta con relación entre sus responsables, lo que permitiría una rápida integración. 

Según fuentes conocedoras de la operación, CAF es la mejor posicionada para hacerse con la compra definitiva, que podría resolverse a finales de julio o comienzos de agosto. Aunque en el proceso final para la compra ha sido seleccionada junto a Stadler e Hitachi

Más de mil millones en contratación

Los contratos anunciados este año acercarían la cartera  de pedidos a máximos históricos al volver a superar los 9.000 millones de euros, de los que la mayoría, 8.523 millones, pertenece a proyectos ferroviarios y, el resto, al negocio de autobuses operado por Solaris. La nueva contratación en el primer trimestre ascendió a 1.080 millones de euros, sin incluir 350 millones adjudicados con posterioridad en Suecia, Portugal y España, cinco veces más que en el primer trimestre de 2020.

En los tres primeros meses del año, CAF ha conseguido alcanzar la mitad de toda la contratación registrada el pasado año, un tercio de la de 2018 y se sitúa en línea con los 4.000 millones en contratación que registró en todo el ejercicio 2019, antes de la pandemia. Principalmente debido al contrato de suministro de 146 trenes en París por 939 millones de euros, inicialmente en suspenso por la negativa de Alstom.

Ventas por 662 millones

La división de fabricación ferroviaria alcanzó unas ventas de 512 millones de euros en el primer trimestre del año, un 14% superior a las del año pasado y un 4% por encima del primer trimestre de 2019. Mientras, la división de autobuses consiguió triplicar las ventas de enero, febrero y marzo del año pasado hasta los 150 millones de euros, también un 4% superior. Así, las ventas totales del grupo ascendieron hasta marzo a 662 millones de euros.

La compañía achaca el incremento interanual del 27% en la cifra de negocio a los efectos derivados de la covid-19 en 2020 con una reducción significativa de la actividad. Se suma además el nivel de entregas de Solaris, habiendo pasado de 119 unidades entregadas en el primer trimestre de 2020 a 273 en el mismo periodo de 2021. Durante los pasados meses, los principales proyectos en ejecución en este ámbito son las unidades Civity para NS en Holanda, las unidades regionales Civity para Gales, en Reino Unido, y las unidades de Intercity para SNCF, en Francia.

El EBITDA a 31 de marzo de 2021 ha alcanzado los 57 millones de euros, lo que representa un incremento del 68% en comparación con el primer trimestre del ejercicio anterior, motivado, fundamentalmente, por la recuperación de impactos derivados de la Covid-19. El Resultado Financiero neto supone una mejora de 27 millones de euros con respecto al resultado financiero neto del primer trimestre de 2020, debido, principalmente, a menor impacto de las diferencias de cambio y a menores costes financieros por reducciones en tipos de interés y menor exposición en divisa extranjera

Archivado en:

Lo más leído
Destacados