Pásate al MODO AHORRO

La calima obliga a Solarpack e Iberdrola a revisar el estado de sus placas fotovoltaicas

El polvo en suspensión proveniente del Sáhara Africano seguirá por la península al menos hasta el viernes

Una de las plantas fotovoltaicas de Iberdrola. / Iberdrola
Una de las plantas fotovoltaicas de Iberdrola. / Iberdrola

Gran parte del país lleva ya días amaneciendo con un cierto color anaranjado. El paso de la borrasca Celia por la península ha dejado consigo un manto rojizo de polvo y barro, a la vez que ha teñido el cielo de ese color, dejando una estampa muy poco usual. Esto se debe a la calima. Según explica AEMET, este fenómeno atmosférico es una nube de polvo proveniente del Sáhara africano, y este martes ya llegaba a Euskadi. De hecho, desde Salud Publica ya han encendido la alerta y han recomendado a la población minimizar la exposición a la mala calidad del aire que en algunos puntos del país llega a ser "extremadamente desfavorable".

Además de una cuestión de salud, la calima también puede afectar a algunas determinadas empresas. Es el caso de las dedicadas a las plantas solares. La compañía Meteo for Energy ya ha analizado el impacto de estos fenómenos en este tipo de instalaciones y puede haber una importante afección. Las placas fotovoltaicas y termosolares tienen un campo solar que capta la radiación. Si estos se ensucian con el polvo o el barro que ha traído la calima, reduce de manera importante la energía que pueden convertir en electricidad. Esto afecta directamente a su servicio, a su eficiencia y a su nivel de producción.

Solarpack e Iberdrola, pendientes de la limpieza de sus plantas

Por ello, empresas como Iberdrola o Solarpack aseguran que ya están muy atentas a sus plantas fotovoltaicas, aunque ambas aseguran que por el momento no han detectado ninguna incidencia ni fallo por esta cuestión. Desde Iberdrola, apuntan a 'Crónica Vasca' que, aunque por el momento todo funciona sobre su curso, "se está pendiente constantemente y se tiene muy en cuenta los efectos que pueda tener".

En el caso de Solarpack, apuntan que sus plantas no están viendo un impacto "significativo en producción dado que en sus ubicaciones la calima ha tenido una incidencia menor que en otras zonas de la península". No obstante, ponen sobre la mesa que, una vez termine todo este fenómeno meteorológico, y en función de la meteorología prevista para las próximas semanas, "tendrán que valorar la necesidad de adelantar la limpieza de algunas de las plantas".

Meteo for Energy ha calculado el impacto económico que la calima puede suponer para estas plantas. "En una planta de 50MW, como suelen ser las plantas termosolares, la lluvia de barro puede parar la producción hasta durante aproximadamente 3 días", calculan. "Considerando el precio medio de este martes, que está a 250€/MWh y que estas plantas con almacenamiento operan alrededor de 18 horas en esta época del año, estamos hablando de una pérdida de 225.000 euros al día".

La calima seguirá hasta el viernes

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha precisado que las partículas saharianas seguirán cayendo en forma de deposición seca y en forma de lluvia de barro allí donde se registren precipitaciones. Así, avisa de que con la gran cantidad de polvo en suspensión en la calle la calidad del aire quedará afectada con índices que seguirán entre "desfavorables y extremadamente desfavorables", según ha recogido Europa Press. La concentración de polvo en suspensión irá descendiendo el jueves, pero todavía la calidad del aire será desfavorable en aproximadamente las mismas zonas que este miércoles. Previsiblemente, se seguirá notando hasta el viernes.

Destacados