Pásate al MODO AHORRO

La cartera de pedidos de Tubacex asciende a 500 millones de euros y dibuja un 2022 sin pérdidas

Las ventas de la compañía en los primeros nueve meses del año ascienden a más de 86 millones y las expectativas de futuro dan esperanza para abandonar unas pérdidas que ahora superan los 30 millones de euros

Sede de la empresa Tubacex. / EP
Sede de la empresa Tubacex. / EP

Tubacex ha presentado los resultados de los primeros nueve meses del año en los que, a pesar de una serie pérdidas de 32 millones, vislumbra una vuelta a los beneficios para el año que viene. De hecho, en el ebitda (beneficios antes de impuestos y gastos de financiación) ha consolidado 4,7 millones de euros, muy por enima de los exiguos 200.000 euros de hace un año. Como ya adelantó 'Crónica Vasca', el comportamiento del sector energético ha incrementado la cartera de pedidos de la compañía que ya cuenta con un volumen de 500 millones. En lo que llevamos de año, las ventas ascienden a 86 millones, lo que supone más de un 17% de crecimiento sobre los nueve primeros meses de 2020. Aún así, los efectos de la crisis de 2020 siguen lastrando los resultados de la compañía que en lo que llevamos de año acumula esas pérdidas de 32,4 millones de euros que, gracias a las expectativas de mercado, se confían en abandonar el año que viene. 

Según ha explicado el consejero delegado de la compañía, Jesús Esmorís, "desde mediados de 2021 estamos apreciando un cambio en la tendencia y una mejora gradual del mercado a nivel global, con cifras de captación en aumento lento pero constante". Además, el directivo ha destacado la importancia de la reestructuración de las plantas de Tubacex, que ha supuesto un ahorro de 30 millones para la compañía. Un proceso que ha finalizado con el acuerdo con los sindicatos de las plantas vascas tras casi 9 meses de huelga. 

Acuerdo atasado en el TSJPV

Un acuerdo que ha chocado con el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco por no tener el apoyo unánime de todos los sindicatos y que ha llevado a la dirección y a las centrales a buscar un vía alternativa para sortear este problema legal, y que afecta en primer lugar a los 57 trabajadores que se han acogido a bajas voluntarias en los términos recogidos en el acuerdo. 

Tubacex no ve, al menos de momento, un impacto relevante en el aumento del coste de la energía porque cuenta con precios fijos a través de contratos PPA, además de que en determinados trabajos están indexando esos costes.

Plan Estratégico

La compañía prepara para el mes que viene la presentación de un nuevo plan estratégico que dará continuidad al de 2016-2020. Además del gas, la apuesta se centrará en la elaboración de materiales encaminados a la transición energética. Las dinámicas del mercado hacen prever "un ciclo inversor para los próximos año". Los efectos del parón por la huelga se dejarán notar en este ejercicio, pero para 2022 la compañía espera un fuerte crecimiento en el conjunto del año, destacando el primer semestre

Archivado en:

Destacados