Pásate al MODO AHORRO

Catalana Occidente compra Mémora y se hace con el monopolio funerario guipuzcoano

Las aseguradoras se quedan así con el control de las tres grandes funerarias de Euskadi

Tanatorio de Mémora en Zarautz. / CV
Tanatorio de Mémora en Zarautz. / CV

La concentración de las funerarias vascas en pocas manos sigue avanzando. Después de que Mémora completase la integración de Funerarias Vascongadas, ahora es Catalana Occidente quien se ha hecho con la empresa que controla la práctica totalidad de los tanatorios guipuzcoanos. La mayor funeraria de España pasó ayer a manos de otra aseguradora -ya lo hizo antes Santalucía con la sancionada Albia- y el sector de las pompas fúnebres en Euskadi se sigue acercando a un oligopolio en el que prácticamente solo juegan ya tres actores: Mémora, Funeuskadi y la fusión entre Albia y Funetxea, todos en manos de aseguradoras.

Mémora controla la práctica totalidad de los tanatorios guipuzcoanos -17- y en Bizkaia el control prácticamente se reparte entre Funeuskadi -20 tanatorios- y  Albia-Funetxea -que hasta la unión era la filial vasca de Funespaña, la otra empresa expedientada este viernes por la CNMC-, con Álava como el único territorio todavía con algo de margen, ya que solo Albia está instalada con fuerza en el territorio meridional de Euskadi.

Tanatorio del Grupo Albia en Vitoria-Gasteiz / Albia
Tanatorio del Grupo Albia en Vitoria-Gasteiz / Albia

Bajo las lupas de la CNMC y la AVC

Ese oligopolio es el que mantiene sobre sí la mirada de los reguladores de competencia, con la lupa de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y de la Autoridad Vasca de la Competencia (AVC) situadas sobre las pompas fúnebres vascas. El organismo nacional estudia la fusión de Albia con Funetxea con el precedente de la sanción de 275.000 euros decretada la semana pasada como telón de fondo. Hace ocho días, Albia fue expedientada por otras dos adquisiciones del grupo fúnebre fuera de Euskadi: una en Burgos y otra en Galicia.

Albia está también bajo la lupa de la CNMC precisamente por su matrimonio con Funetxea, que sería precisamente el que permitiría desbancar a Mémora como el líder de las funerarias españolas. Entre tanto, la investigación de Competencia no ha frenado a un grupo que esta misma primavera también entraba a Canarias por la puerta grande, haciéndose con el grupo líder del archipiélago tras recibir la autorización precisamente de la CNMC.

Y a esa investigación se suma la operación de Mémora con Funerarias Vascongadas, que si controla buena parte de la oferta en Gipuzkoa es precisamente porque se ha hecho en los últimos años con Rekalde y Funerarias Vascongadas, que ya está integrada en el grupo. Aunque esa segunda operación ya ha superado el examen de la CNMC, la Autoridad Vasca de la Competencia (AVC) aún mantiene la lupa sobre esa adquisición, que dejó a los guipuzcoanos con pocas opciones a la hora de elegir quién es la empresa que se encarga del último adiós a sus seres queridos. De hecho la información recabada durante la fase de información reservada ya hizo pensar a la AVC que podía haber un abuso en la posición dominante de Mémora en las pompas fúnebres guipuzcoanas. En cualquier caso, la incoación del expediente no tiene que por qué conducir necesariamente a una sanción contra la funeraria.

Archivado en:

Destacados