Pásate al MODO AHORRO

CCOO se deja dos delegados en Michelin Vitoria y CCM entra en el comité de empresa

UGT pierde un asiento que suma ESK mientras el resto de sindicatos mantienen posiciones en un comité de 27 representantes

Concentración de los trabajadores de Michelin para denunciar despidos en la factoría alavesa en 2018 / Europa Press
Concentración de los trabajadores de Michelin para denunciar despidos en la factoría alavesa en 2018 / Europa Press

Michelin Vitoria ya tiene nuevo comité de empresa. El primero de los grandes comicios sindicales de la automoción vasca -a la espera de Mercedes- deja un resultado bastante estable entre las distintas centrales a excepción de UGT y, sobre todo, CCOO. La central de Loli García cosecha otro mal resultado -esta misma semana vio caer su presencia en ITP Aero- y pasa de los ocho delegados con los que contaba actualmente a seis, dejando así un 25% de sus asientos en el comité de empresa de la segunda empresa más grande de Álava.

En un momento complejo para la factoría de neumáticos, lastrada por la situación del sector automovilístico, el nuevo comité tendrá como reto más importante hacer frente a la negociación de un nuevo convenio que hay que pactar en 2023. La estabilidad, sin embargo, es la tónica a pesar de que en la factoría lleva meses bullendo una mayor tensión laboral conforme se acerca la caducidad del convenio y se va recurriendo a la flexibilidad. La principal novedad de estos comicios, que han contado con una participación de más del 90%, pasa por la entrada en el comité de un nuevo sindicato: Colaboradores y Cuadros en Michelin (CCM). La nueva central, de hecho, ha sido la ganadora entre los técnicos y los cuadros, obteniendo dos de los cinco representantes que se adjudican en ese ámbito,del que forman parte, fundamentalmente, los puestos de oficina.

UGT y CGT empatan a cuatro representantes después de que la central de Raúl Arza se deje un delegado entre el grupo de especialistas y no cualificados. En un comité de 27 representantes, ESK suma un delegado y pasa de dos a tres representantes, empatando así con ELA y CSI-F. Ambos sindicatos mantienen su cuota en una parte social.

El proceso electoral ha concluido este jueves a mediodía después de tres jornadas de votación que comenzaron el lunes. El nuevo comité tendrá que negociar el nuevo convenio con la predisposición de la empresa a escuchar a los sindicatos después de cuatro años en los que se han conseguido logros como el calendario de flexibilidad o incluso la implantación del teletrabajo. En el horizonte, un IPC en caída y una marca: el 6,5% que introduce el convenio de Mercedes como subida salarial para este año. La flexibilidad, según adelantó César Moñux en este periódico, seguirá siendo la tendencia en una primera mitad de 2023 en la que no se espera una recuperación.

En el horizonte de la factoría, al igual que en Mercedes, está el reto de atraer inversiones para proyectos como el neumático en el que se trabaja para el coche eléctrico y la necesidad de seguir siendo competitivos frente a factorías de Asia y Norteamérica con unos costes energéticos inferiores. La planta de Vitoria se ha preparado incluso para un corte del suministro de gas almacenando gasoil por si fuese necesario recurrir a esa fuente de energía como alternativa para la planta de cogeneración que opera Iberdrola en la fábrica.

Archivado en:

Destacados