Pásate al MODO AHORRO

CIDETEC amplía su capacidad en testeo de baterías con un laboratorio referente a nivel europeo

El centro ha puesto en marcha un nuevo laboratorio situado en el polo de electromovilidad MUBIL con una inversión superior a los seis millones de euros en equipamiento

Laboratorio para testo de baterías. MUBIL
Laboratorio para testo de baterías. MUBIL

CIDETEC Energy Storage, centro especializado en investigación de baterías, ha puesto en marcha recientemente un nuevo laboratorio situado en el polo de electromovilidad MUBIL de Tolosa, espacio impulsado por la Diputación Foral de Gipuzkoa para situar a Euskadi en la vanguardia de la movilidad inteligente y sostenible que abría sus puertas en febrero

Las nuevas instalaciones, que amplian los recursos de los que CIDETEC disponía hasta ahora en San Sebastián, servirán para dar servicio a usuarios y desarrolladores de baterías con el objetivo de optimizarlas y seleccionar las mejores características para cada aplicación. Con una inversión que supera los seis millones de euros, los equipos permitirán así, realizar el testeo de diferentes tipos de baterías, simulando las condiciones de las aplicaciones requeridas, incluso ponerlas a prueba en un banco de ensayos de powertrain, el cual permite la caracterización de todos los elementos de la tracción eléctrica de un vehículo en condiciones similares a las reales. 

Las capacidades desplegadas "permitirán a CIDETEC Energy Storage ofrecer nuevos servicios de I+D y testeo de baterías para las empresas y agentes tecnológicos, ayudando en la selección de tecnologías y puesta a punto de aplicaciones tanto de electromovilidad como estacionarias", afirman desde la compañía. Entre la oferta de ensayos disponibles la empresa destaca el análisis de prestaciones, durabilidad, ciclabilidad, mecánicos -vibraciones y choque mecánico-, así como abuso y seguridad. 

Corrección de baterías

Las pruebas se realizarán a nivel de celdas, módulos o batterypack completos, y capacidades que se completan con los análisis post-mortem que permiten conocer los modos de fallo de una batería de cara a establecer medidas correctoras en su fabricación o uso. Las capacidades de testeo llegan desde nivel de celda hasta battery packs de 1.200 vatios y 250 kilovatios, incluyendo cámaras climáticas y medioambientales de hasta 30 m3. El equipamiento se complementa entre otros con una estación de soldadura láser esencial para labores de prototipado de módulo.

La organización de investigación aplicada de referencia internacional en almacenamiento de energía, ingeniería de superficies y nanomedicina, cuenta con un equipo humano con más de 15 años de experiencia en testeo y ensayo de baterías al frente de las instalaciones, ahora completadas con esta nueva planta que acumula una potencia de testeo instalada de 1,25 kw, "lo que la convierte en una de las mejores y más completas a nivel europeo", trasladan.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído