Pásate al MODO AHORRO

El cierre de la hostelería a las dos de la mañana bloquea el servicio de taxi el fin de semana

Los usuarios tuvieron que soportar esperas de hasta una hora ante la falta de vehículos y la ausencia de transporte público

Taxi de Bilbao. / EP
Taxi de Bilbao. / EP

El horario de cierre para la hostelería hasta las dos de la mañana y la consecuente avalancha de llamadas a los taxis una vez cerrados los bares ha pillado desprevenido al servicio, a falta de vehículos que respondiesen al pico de demanda durante el pasado fin de semana. Varios metros de cola vistieron la parada del Puente del Arenal en Bilbao el sábado de madrugada durante casi una hora, el tiempo que han llegado a esperar algunos usuarios, que aluden a una "falta de flexibilidad" en el sector. 

"Entiendo que ha pasado porque no se han organizado para asumir el montón de gente que se iba a quedar hasta más tarde", explica una de las afectadas. "El Taxi de Bilbao tiene problemas para dar servicios en momentos puntuales", afirma en referencia a picos de demanda como el mencionado tras el cierre de la hostelería o grandes eventos en los que, cuando se puede, "la gente recurre a otro tipo de servicios". 

"Los taxistas son autónomos, lo que hacen es autorregularse y se intentan cubrir las horas de mayor demanda", explica Iñaki Pardo, presidente de Radio Taxi, "llevan más de un año sin llevar a tanta gente por la noche y este fin de semana, en comparación, ha sido como si estuviéramos en fiestas de Bilbao".

En el caso de Bilbao, los turnos contemplan un día de libranza rotativo para la quinta parte de la flota y, en el caso del fin de semana, trabajo para matriculas pares o impares, lo que reduce el número de vehículos algo más de 300 en la ciudad, sin garantías de que todos estén disponibles esos días o las licencias estén en activo. "El problema es que una noche cualquiera las horas en las que se pide un taxi están más repartidas, esta vez ha sido a la misma hora". Circunstancia que se repite en el caso de grandes eventos en los que la demanda de servicio se concentra en una franja horaria concreta y "aunque todos los taxis pudieran dar servicio, hay gente que tendría que esperar". 

"En el último concierto prepandemia nos encontramos colas interminables, estuvimos esperando varios cuartos de hora porque no teníamos otra manera de llegar a casa", cuenta otra usuaria de este servicio, quien ha vivido varias veces la situación también al salir del trabajo en horario nocturno. Ante estas situaciones más de uno ha recurrido a servicios alternativos como los VTC por ser "más barato y más rápido, además si los programas puedes despreocuparte", comenta.

Desde Radio Taxi ya se ha notificado el número de servicios demandados el sábado por la noche de los que "se anularon muy pocos por teléfono", explica Pardo, "los taxistas están informados y se adaptarán según los horarios en los que los usuarios necesiten el servicio". 

 

Lo más leído
Destacados