Pásate al MODO AHORRO

El Círculo de Empresarios Vascos aumenta la presión sobre el PNV y pide el apoyo a reforma laboral

La entidad cuestiona los argumentos esgrimidos por los jeltzales y pide un "ejercicio de responsabilidad"

José Galíndez
José Galíndez

El calendario avanza y el Gobierno busca en el Congreso una mayoría que avale el acuerdo alcanzado entre la patronal, CEOE, y los sindicatos en la mesa de diálogo social para la reforma laboral. La negativa del PP y de los partidos de la llamada mayoría de la investidura está dificultando la aprobación de la Ley que recogería un acuerdo calificado como "histórico". Y es que desde las formaciones nacionalistas en Euskadi mantienen una cerrada oposición. El principal escollo que están señalando, especialmente desde el PNV, es la necesidad de garantizar que el 'marco de negociación vasco' quede por encima de los acuerdos generales. Una reivindicación que están manteniendo los jeltzales contra viento y marea a pesar de los llamamientos del mundo empresarial que intensifica la presión para que el acuerdo patrocinado por la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, salga adelante. 

Esa demanda se ha reforzado este viernes con un pronunciamiento del Círculo de Empresarios Vascos que, sin mencionar explícitamente al PNV, pide que se apruebe la norma tal y como está y señala que la prevalencia de los convenios autonómicos sobre los de ámbito general "no debería constituir un obstáculo".  Esta entidad, presidida por José Galíndez, vicepresidente y fundador de Solarpack, agrupa a los más destacados dirigentes y ejecutivos del País Vasco y es un referente en el mundo económico y político. 

En un comunicado, el Círculo de Empresarios Vascos, se detiene a analizar el argumento planteado por el PNV e insiste en que el ámbito autonómico de negociación laboral "no es relevante en la práctica empresarial y semejante división podría no ser compatible con el concepto del mercado único comunitario". Se trata de un argumento que también señaló Confebask, que explicaba que la mayoría de los convenios se acuerdan en un ámbito provincial. De hecho, tal y como apuntó 'Crónica Vasca', desde 2017, año que se firmó el acuerdo interprofesional entre Confebask y ELA, LAB, CCOO y UGT para impulsar acuerdos en el conjunto de Euskadi, solo se han firmado dos convenios de carácter autonómico

Por eso, la agrupación de empresarios reclama el respaldo a la nueva reforma laboral como "un ejercicio de responsabilidad que aporte estabilidad, seguridad jurídica y confianza para afrontar con éxito la necesaria recuperación económica". 

El PNV mantiene la posición en un voto en contra mientras no se recoja la prevalencia de los convenios autonómicos sobre los de ámbito nacional. Y es que esta cuestión, el 'ámbito vasco de negociación' es el asidero al que los jeltzales se están agarrando para tratar de marcar un perfil propio mientras en Euskadi crece la tenaza que les aprieta por ambos lados. Por una parte, sus socios de gobierno, el PSE, que insisten en la validez del acuerdo como ha hecho el secretario general del PSE, Eneko Andueza, o pidiendo "estar a la altura de las circunstancias" como señaló la semana pasada la vicelehendakari, Idoia Mendia

En los últimos días y después de que la consejera de Autogobierno, Olatz Garamendi, lanzara un mensaje positivo sobre la evolución de los contactos para concretar la transferencia del IMV, el PNV ha elevado el tono reclamando la concreción del traspaso. Un movimiento que ha coincidido con el aumento de la presión sobre los jeltzales ante su voto sobre la reforma laboral. 

Este miércoles, Confebask incrementó la presión sobre el PNV para que respaldara el acuerdo entre CEOE y sindicatos, mientras que las centrales nacionalistas ELA  y LAB están exigiendo que se rechace la reforma en el Congreso. El PNV está insistiendo en que es necesario garantizar que el denominado 'ámbito vasco de negociación' prevalezca sobre los acuerdos generales en el conjunto de España. Itxaso ha insistido, como han marcado la vicelehendakari, Idoia Mendia, o Confebask en que el acuerdo entre patronal, CCOO y UGT salvaguarda ese espacio recogido en Euskadi en el pacto interprofesional que patronal y todos los sindicatos vascos suscribieron en 2017.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados